¿Quieres invitar a un burro, una cabra o un caballo a tu próxima reunión virtual?

Caballo

Sí, no os sorprendáis por la pregunta. Porque invitar a un burro, una cabra, un pato o un caballo a una videoconferencia de empresa o un chat grupal y sorprender a tus invitados es posible. Con la pandemia provocada por la Covid-19, el teletrabajo y las videollamadas forman parte del ecosistema laboral de muchas compañías. Y, además, han venido para quedarse. Aplicaciones como Zoom o Teams, entre otras, permiten organizar reuniones en línea y hay quienes han visto una forma de negocio diferente: alquilando un animal para que ponga la nota de color en tu próxima reunión virtual.

la granja Peace N Peas, ubicada en Carolina del Norte, Estados Unidos, ha creado un servicio muy peculiar. Por 50 dólares, los usuarios pueden alquilar de forma virtual a un animal de la granja para que esté conectado por 10 minutos a su videoconferencia. Una manera de alegrarles la vida a los participantes y que, así, no se aburran o bostecen delante de su pantalla.

Burro de la granja estadounidense en plena reunión virtual.

Así, se puede alquilar a Mambo, un burro de 8 años, que viene a ser «como un hermano pequeño molesto» que «no deja que nadie se relaje demasiado tiempo», según comentan desde Peace N Peas Neas. Pero también se pueden elegir otros animales: caballos, gallinas y patos. Francia Dunlap, responsable de la granja, explicó al periódico The Charlotte Observer que desde que creó el sitio web, recibió muchas peticiones de profesores que quieren que los animales se cuelen en sus aulas virtuales. La idea viene de Sweet Farm, un santuario en Silicon Valley que tiene un programa llamado Goat 2 Meeting y que consiste en pagar 100 dólares para que llamas, cabras u otros animales de granja hagan un aparición estelar en reuniones. El programa pretende también de esta manera salvar animales y darles una funcionalidad inesperada hasta ahora.

Cabras inglesas

En Inglaterra, una granjera de Rossendale (Lancashire), que bromeó al sugerir alquilar sus cabras para las reuniones de Zoom durante el primer confinamiento, terminó ganando 50.000 libras.

Dot McCarthy, de 32 años, contó a la BBC que «sólo lo puso en el sitio web» para «hacer reír a la gente» en abril de 2020, y luego se fue a la cama, pero se despertó con 200 correos electrónicos, solicitando la presencia de sus cabras en las videollamadas.

Cabra inglesa que se alquila para participar en reuniones virtuales.

El servicio consiste en que la gente pague 5 libras para contratar a una cabra, que luego se une brevemente a una reunión programada para crear un efecto de sorpresa. Sus cabras han aparecido ahora en reuniones virtuales por todo el mundo, incluyendo Estados Unidos, Rusia, China y Australia, y algunas personas han donado mucho más de las libras que se cobran por una aparición.

La cosa no se queda ahí, porque también alquilan, por un módico precio, un grupo de gallinas para animar tu próximo chat grupal.  

viajarymcuho.mas