Ni en el mes de julio: Río de Janeiro cancela definitivamente el Carnaval de 2021

Carnaval

No habrá Carnaval en Río de Janeiro. Así lo ha anunciado el alcalde de la ciudad brasileña, Eduardo Paes, en su cuenta de Twitter. Incluso con la vacunación ya iniciada en el país carioca, los organizadores tendrían muy poco tiempo para preparar la fiesta cultural mundialmente conocida en el mes de julio próximo, como estaba previsto.

«Nunca escondí mi pasión por el Carnaval y la clara percepción que tengo de la importancia de esta manifestación cultural para nuestra ciudad, pero me parece sin sentido que imaginamos que, a esta altura, tengamos condiciones de realizar el Carnaval en julio», ha afirmado el alcalde en un mensaje en su cuenta en Twitter.

El Carnaval de Río, uno de los más famosos del mundo, estaba previsto para febrero de este año, pero las propias escuelas de samba, responsables de los majestuosos desfiles, ya habían decidido aplazarlo hasta el mes de julio por la situación de la pandemia, aunque lo habían condicionado a que para esa época existiera una vacuna y una campaña de inmunización avanzada. Paes alegó que, pese a las pérdidas que la cancelación suponen para la ciudad, un evento de la magnitud del carnaval difícilmente se organiza en seis meses. «Esta celebración exige una gran preparación por parte de los órganos públicos y de los gremios e instituciones vinculados a la samba. Algo imposible de hacer en este momento. De esa forma me gustaría informar que no tendremos carnaval en la mitad del año en 2021», ha añadido el alcalde en redes sociales, informa Hosteltur Latam.

EDUARDO PAES, ALCALDE DE RÍO DE JANEIRO.

El alcalde de Río opina que será en 2022 cuando seguramente estarán debidamente vacunados contra la covid tanto los protagonistas del Carnaval como los turistas que lleguen a la ciudad para vivir la fiesta, «celebraremos la vida y nuestra cultura con toda la intensidad que merecemos».

El Carnaval es el principal evento turístico de Río y el año pasado atrajo a 2,1 millones de visitantes, de los que fueron 483.000 extranjeros, que dejaron ingresos por 900 millones de dólares (casi 740 millones de euros) y confirmaron a la ciudad como principal destino turístico de Brasil.

La Alcaldía ya había manifestado su temor a que aglomeraciones de nivel promovido por una fiesta como el Carnaval agravasen la situación sanitaria provocada por la pandemia en Brasil, el segundo país con más muertes por Covid en el mundo después de Estados Unidos, con unos 213.000 fallecidos, y el tercero con más contagios después de EE.UU e India, con unos 8,7 millones de casos.

viajarymuchomas.com