Cuba reabrirá fronteras a partir del 15 de noviembre, y el grupo español Meliá reabrirá entonces 18 hoteles de los más de 30 que gestiona en la isla

El grupo español gestiona en total 32 y el conjunto de las compañías hoteleras españolas representan el 70% de las habitaciones en la isla

El grupo Meliá Hotels International reabrirá 18 de los 32 hoteles que gestiona en Cuba a partir del 15 de noviembre en el contexto de la reapertura gradual prevista en la isla caribeña para esa fecha.

Los hoteles Meliá HabanaTryp Habana Libre (en la capital cubana) y otros ubicados en el balneario de Varadero (Matanzas), las provincias CienfuegosHolguín y los cayos abrirán sus puertas tras meses cerrados al público por las restricciones de la pandemia, informó la compañía en Twitter. Esos se incorporarán a los que hoy prestan servicios, afirma el Grupo.

En su informe de gestión de 2020 Meliá explicó que, de los 35 hoteles en Cuba con 14.781 habitaciones que tenía en cartera al cierre de 2019, al final de 2020 contaba con 32 establecimientos y 13.916 habitaciones, recuerda Hosteltur.

Según sus cuentas, los ingresos obtenidos en Cuba cayeron en 2020 un 84% y el 60% de sus hoteles permanecieron cerrados durante gran parte del año a causa de la pandemia.

Las compañías extranjeras operan la mayoría de los hoteles estatales en Cuba mediante contratos de administración. Las españolas Meliá, Iberostar y Barceló gestionan el 70% de las habitaciones en la isla.

Cuba prevé una reapertura gradual de sus fronteras a partir del próximo 15 de noviembre, cuando espera que más del 90% de sus 11,2 millones de habitantes hayan recibido la pauta de tres dosis de las vacunas anticovid creadas por instituciones científicas de la isla.El Meliá Habana será uno de los que volverán a abrir sus puertas.

Los viajeros que lleguen a Cuba desde el 19 de julio podrán llevar sin límite comida, productos de aseo y medicamentos
Aeropuerto internacional en La Habana.

El país caribeño suspendió los vuelos comerciales y chárter en abril de 2020 para frenar la expansión del coronavirus y en octubre de ese año reabrió los aeropuertos, pero con una reducción mínima de vuelos procedentes de Estados Unidos, México, Panamá, Bahamas, Haití, República Dominicana y Colombia.

Antes de la pandemia, el turismo representaba la segunda fuente oficial de ingreso de divisas en Cuba, solo por detrás de la venta de servicios profesionales al exterior, y aportaba en torno al 10% del Producto Interior Bruto.

Cuba recibió 225.417 turistas extranjeros y viajeros desde enero hasta mayo, casi dos millones menos que en igual período de 2020, según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información.