Aeropuerto con pocos pasajeros

El sector aéreo pronostica menos compañías y alerta del ‘estado catastrófico’

El sector aéreo se encuentra en un «estado catastrófico» por la pandemia de coronavirus, con una caída del tráfico doméstico e internacional en 2020 a un tercio de su volumen a nivel global y los ingresos «desplomados». Una de las mayores preocupaciones es que ha habido un «recorte drástico de los presupuestos para viajes de las empresas», el sector más rentable para las aerolíneas. Como consecuencia, tras la crisis «habrá menos compañías aéreas», anticipa el CEO de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo), Alexandre de Juniac.

El escenario «más optimista, algunos dicen que demasiado», es que el sector se recupere en 2021 a niveles de «la mitad de 2019» y, a medio plazo, Alexandre de Juniac espera una «recuperación progresiva» del sector a partir de 2021 hasta 2023 o 2024, con diferencias entre el segmento de viajes personales y el de trabajo.

El primero, en el que las aerolíneas obtienen menos márgenes, podrá llegar en 2023 al ritmo anterior a la crisis mientras que el de los viajes profesionales, donde no paga el pasajero y las compañías aéreas obtienen más beneficios, tardará entre 12 y 18 meses más, necesitando hasta 2025 para alcanzar el nivel precrisis, informa Hosteltur.

«Somos más pesimistas», afirmó, porque ha habido un «recorte drástico de los presupuestos para viajes de las empresas», han proliferado las videoconferencias como sustitución y han desaparecido los grandes eventos multitudinarios como ferias o salones, que generan un elevado tráfico de pasajeros.

No obstante, De Juniac no dudó en que el sector aéreo seguirá siendo un importante vector socioeconómico tras la crisis sanitaria, pese a los posibles cambios de costumbres que podrían derivarse de la vida durante la pandemia. «Puedes utilizar todos los ‘Zoom’, ‘Teams’, ‘Webex’ de la Tierra», pero sin transporte aéreo «no hay crecimiento» porque «nuestra contribución a la economía y a la libertad es fundamental».

En todo caso, tras la crisis «habrá menos compañías aéreas», serán más pequeñas en flota y recuperarán tamaño lentamente, pero seguirán existiendo los dos modelos de negocio de la actualidad: el bajo costo y el servicio completo.

«La situación es tan ‘cataclísmica’ que no hay dinero para comprar cosas«, resumió De Juniac sobre la posibilidad de que el sector aéreo comience a transitar una oleada de consolidaciones. Auguró, además, que los países serán muy reticentes a que se vendan sus compañías de bandera y dijo que la limitación al accionariado extranjero probablemente se reforzará con la entrada de los Estados en el capital de las aerolíneas para rescatarlas.

Más allá de que los Estados sigan apoyando financieramente al sector, a las que ya han inyectado 200.000 millones de dólares en el mundo, De Juniac pidió certezas. En concreto, reclama certidumbre para que la aviación pueda prepararse para la futura vuelta a la normalidad y evitar que los países cambien las normas «200 veces al día» como ahora.

Solicitó que los países desarrollen sistemas y protocolos para que las compañías sepan cómo van a enfocar el levantamiento de las restricciones, por ejemplo, en función del porcentaje de población vacunada. «Por ahora, que sepamos, no hay un solo Estado que haya publicado un plan así».

viajarymuchomas.com