El alcalde, Óscar Puente, sorprende a la actriz vallisoletana en la presentación de la obra ‘Cinco horas con Mario’, que representará en el Teatro Calderón por última vez

“Gracias por esta noticia que me llena de placer y satisfacción”.  Así ha reaccionado Lola Herrera al escuchar de boca del alcalde, Óscar Puente, la concesión de la Medalla de Oro de la Ciudad de Valladolid a la actriz, nacida en el barrio Delicias de la capital pucelana. El anuncio se ha producido durante la presentación de la obra ‘Cinco horas con Mario’ ante una Lola Herrera sorprendida, emocionada y agradecida por la noticia que desvelaba en ese instante el alcalde de Valladolid. 

Lola Herrera despedirá de Carmen Sotillo, ‘Menchu’, el personaje creado por Miguel Delibes hace 55 años y que ella lleva representando desde hace cuatro décadas. En sus añoranzas, la actriz recordó especialmente su infancia y juventud hasta que a los 20 años de edad se fue de Valladolid, aunque siempre ha estado ligada a la ciudad a través de su familia y sus amigos.

La obra es una producción de José Sámano, con la dirección de Josefina Molina. A la presentación en la sala de prensa también han asistido la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, y José María Viteri, director del Teatro Calderón. De hecho, desde el 3 de octubre de 2011, Lola Herrera tiene una placa de bronce en los soportales del Teatro Calderón, y es también embajadora de este teatro, que pisó por primera vez a los 13 años, y donde ha entregado si vida y su alma. En la placa reza “El teatro me ha regalado un montón de vidas”, aunque sea ella la que nos ha regalado a lo largo de muchos años sus magníficas interpretaciones, informa el Ayuntamiento de Valladolid.

Lola Herrera se muestra emocionada y agradecida con el anuncio hecho por el alcalde Óscar Puente. Fotografía: Ayuntamiento de Valladolid

Su genialidad no ha tenido límites, encarnado a grandes personajes de la literatura dramática. En los años sesenta protagonizó dos obras que le hicieron tremendamente popular, ‘Cherie’, de Collet, y ‘Rebelde’, de Alfonso Paso. Desde mediados de los sesenta a mediados de los setenta, Lola Herrera compagina su trabajo en el teatro con el plató de televisión. Durante esta década ha trabajado con los mejores directores y realizadores, representando obras de autores clásicos.

Su actividad en el cine fue más discontinua. En 1978 realiza ‘Arriba Hazaña’, junto a Fernando Fernán Gómez y Héctor Alterio. En 1981 protagoniza “Función de Noche”, una innovadora propuesta de la directora Josefina Molina, donde narra las desventuras de un matrimonio de actores en la vida real, Herrera y Dicenta, y las relaciones con sus hijos. Lola Herrera siempre se ha sentido orgullosa de este papel, y se refiere a esta película como “una terapia”. Ha protagonizado numerosas series de televisión que todos recordamos como ‘La casa de los líos0, ‘El grupo’, ‘Un paso adelante’, en la que daba vida a la directora de la academia de baile e interpretación, y ‘Fuera de lugar’, junto a su hija Natalia Dicenta.

Mucho más vinculada al teatro que al cine, está considerada como una de las grandes damas de la escena española, tanto por la crítica como por el público, así como una de las más grandes actrices del teatro desde la última mitad del siglo XX:

Muchas son las interpretaciones recordadas, y una de ellas es la de Carmen Sotillo en ‘Cinco horas con Mario’, de Miguel Delibes, de quien se celebra el centenario de su nacimiento (17 de octubre de 1920).

A lo largo de 40 años la ha retomado en cinco ocasiones, en un caso un tanto insólito, el mismo texto, la misma directora y en épocas muy distintas.

Una interpretación de Lola Herrera que todo el mundo quiere ver, y así lo demuestra la venta agotada de las tres primeras representaciones en menos de veinticuatro horas, sucediendo lo mismo cuando se anunció una ampliación de dos funciones más, haciendo un total de cinco funciones que tendrán lugar desde este miércoles hasta el domingo próximo.

Imagen de Lola Herrera, hoy 6 de abril, en el Teatro Calderón de Valladolid. Fotografía: Ical.

‘Cinco horas con Mario‘ se estrenó por primera vez el 26 de noviembre de 1979 en el Teatro Marquina de Madrid.

Fue la primera vez que un texto de Miguel Delibes llegó a la escena. Junto al «debutante» autor, debutaron también en el teatro: José Sámano en la producción, Josefina Molina en la dirección, Rafael Palmero en la escenografía y Luis Eduardo Aute en la ilustración musical de una obra de teatro. Fue una experiencia de debutantes que quizá no se hubiera producido con gentes con más experiencia teatral. Las complicaciones para su estreno fueron múltiples. Nadie creía en el proyecto e incluso en el ensayo general varios de los asistentes se quedaron dormidos y manifestaron no entender por qué se llevaba a cabo aquel experimento.

La obra, en su primera fase, llegó a representarse a lo largo de 10 años con los teatros abarrotados.

«En estos días la comedia ‘Cinco horas con Mario’, adaptación de una novela mía del mismo título, cumplirá diez años, lapso que como agudamente dice un reportero del diario ‘Expansión’ es el que corresponde, en Broadway, a un musical multitudinario; es decir, que dos lustros es una vida desacostumbrada en España para una comedia, cuando más para una comedia monologada», escribió Delibes con motivo de ese décimo aniversario.

Años después se repuso con igual o mayor éxito. Y es de destacar que, tanto en esta época como desde su estreno, han acudido al teatro gentes de todas las edades.

Hoy en día es una de las novelas más leídas de su autor y su título, “Cinco horas con Mario”, ya sea como novela o como obra teatral, es enormemente popular y está en nuestra memoria colectiva.

‘Cinco horas con Mario’, en en el Teatro Calderón a partir de mañana y con cinco funciones hasta el domingo. Más información pincha aquí.

viajarymuchomas.com