La inversión en el sector hotelero español en 2021 supera los 3.190 millones de euros

Supondrán más de 27.100 nuevas habitaciones en el mercado español

El nivel de ingresos previo a la pandemia en el mercado hotelero no se recuperará hasta dentro de tres años

Casi 200 nuevos hoteles se prevé que abran en España antes de que concluya el año 2024, que sumarán más de 27.000 habitaciones, según el último informe de la consultora CBRE   para el mercado EMEA. Y ello a pesar de que en 2020 la inversión hotelera en el país ha caído un 60% al pasar de los 2.500 millones de euros en 2019 a los 1.005 millones durante el pasado año.

La mayor parte de la nueva oferta hotelera que se esperaba abrir en 2020 se ha pospuesto a este año, y en términos de proyectos hoteleros hay un total de 198 hoteles (27.182 habitaciones) que se esperan abrir en España hasta 2024, según los datos de la consultora que recoge Hosteltur.

La consultora vaticina que el sector hotelero verá en este 2021 el comienzo de la recuperación, pero será a diferentes velocidades y se verá impulsada inicialmente por la demanda doméstica.

De acuerdo con el estudio, los países europeos con una fuerte demanda nacional y una menor dependencia del turismo internacional, especialmente de larga distancia, se recuperarán antes de la situación provocada por la crisis sanitaria, según se ha podido comprobar en la segunda mitad de 2020.

El informe detalla también que los ingresos de las hoteleras en el conjunto de Europa no recuperarán previsiblemente los niveles pre-pandemia hasta 2024.

Más de 27.000 nuevas habitaciones hoteleras se prevén en España antes de que finalice el año 2024.

En conjunto, el sector registró el pasado año en Europa un volumen de inversión de 9.400 millones de euros, lo que supone un descenso del 66% frente al volumen de 2019.

Según CBRE, la inversión cayó en todo el continente por el impacto de la pandemia y las restricciones a la movilidad. Reino Unido lideró la inversión con 2.600 millones de euros, un 60% menos que un año antes; seguido de Alemania (1.950 millones) e Italia (1.040 millones), que registraron descensos del 60% y 69%, respectivamente.

Dependientes de la demanda interna

Desde la consultora recuerdan que en España el año 2020 arrancó de forma positiva, sumando un 14% más de volumen de inversión con respecto al primer trimestre del 2019. No obstante, con la llegada de la pandemia, «factores como la gran incertidumbre de los mercados, la escasez de financiación bancaria, el freno de la actividad operativa y la diferencia de expectativas de precio entre compradores y vendedores provocaron un descenso del volumen de inversión».

También con la mejora de la evolución del plan de vacunación se producirá una mayor actividad en el sector, donde tendrá un papel importante la demanda interna, apuntan desde CEBRE.

La recuperación del sector hotelero será a diferentes velocidades y comenzará por los segmentos rural y vinculado a la naturaleza y el vacacional de playa peninsular. Llegará más adelante al segmento vacacional de playa insular, más dependiente de la demanda internacional, y, por último, al segmento de viajes por motivos profesionales (reuniones de negocio, congresos, convenciones…) que, debido a la pandemia, se han reducido en gran medida.

Según pone de manifiesto el informe de CBRE, la demanda hotelera en España ha tenido un buen comportamiento durante los últimos cinco años (2015- 2019), logrando la cifra récord de 342,9 millones de pernoctaciones en 2019 (+0,9% de incremento respecto a 2018). Sin embargo, el número de pernoctaciones hasta noviembre de 2020 cayeron un 72,9% respecto al mismo periodo de 2019.

Interés inversor en España

La consultora constata que numerosos inversores internacionales se han centrado en los últimos meses en levantar capital que les permita adquirir activos hoteleros en España, lo que demuestra el interés y la confianza en la recuperación del sector.

CBRE también ha observado como gran parte de los inversores, especialmente institucionales, continúan mostrando un elevado interés por el sector hotelero español, acentuado por un entorno de tipos bajos, la elevada volatilidad bursátil y la posibilidad de adquirir activos prime y estratégicos a precios más competitivos».

De ahí que, ante los próximos meses, se espera una actividad transaccional considerablemente superior, que se acelerará especialmente a partir del segundo semestre, sobre todo a medida que comiencen a cerrarse operaciones y por tanto a aumentar el nivel de testigos y comparables en el sector, apunta CEBRE.

Los inversores tienen confianza en un país como España, con una fuerte resiliencia y sólidos fundamentales turísticos. Y la previsión de una elevada competencia en procesos de compraventa permitirán contener en cierta medida los descuentos en las operaciones, al menos en las consideradas más prime o estratégicas, concluye la consultora.

viajarymuchomas.com