España ha aprobado la celebración de 107 ferias internacionales, organizadas o acogidas por miembros de la Asociación de Ferias Españolas (AFE), y tendrán lugar en Barcelona, Bilbao, Elche, Madrid, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza, fundamentalmente. Así lo indica el calendario oficial de ferias comerciales internacionales del año en curso. En 2020 estaban programadas 96 ferias de carácter internacional, de las que la mayoría finalmente no llegaron a celebrarse por la pandemia de la Covid-19.

Xabier Basañez, presidente de la AFE, ha subrayado el peso y representatividad de la entidad en el sector ferial español en su conjunto, cuya actividad supone unos 13.000 millones de euros de impacto económico anual y un aporte de 6.500 millones de euros al PIB, así como la generación de 123.000 empleos directos e indirectos. De hecho, España es uno de los principales países de Europa en organización de ferias, junto con Alemania, Italia, Francia y Reino Unido.

Este calendario recoge las ferias en las que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha concedido la «internacionalidad completa», al cumplir los criterios estipulados como el haber celebrado al menos tres ediciones, acreditar con datos auditados que el número de expositores extranjeros directos alcance un mínimo del 10% sobre el total o el de visitantes extranjeros un 5% y que ambos parámetros presenten una evolución de signo positivo.

En la imagen, una edición pasada de la Feria Internacional del Turismo de Interior celebrada en Valladolid. Fotografía: Ical

No tendrán las aglomeraciones de años pasados, pero probablemente serán presenciales con todas las medidas de seguridad. Asimismo, estos eventos deben contar con el apoyo de su respectivo sector, que permita la adquisición de nuevas tecnologías y que cuente con un informe favorable de la Dirección Territorial de Comercio y del ICEX.

Prestigio internacional

La concesión de la internacionalidad completa a estas ferias implica que son oficialmente categorizadas así y, por tanto, reconocimiento y prestigio como tales, al tiempo que supone su difusión y publicidad, dado que su aprobación es notificada a los diferentes organismos españoles internacionales, como las oficinas comerciales y las cámaras de Comercio españolas en el exterior, lo que significa que serán los encuentros que recomendarán cuando reciban consultas de posibles interesados.

Otra ventaja es que cuentan con facilidades aduaneras que permiten a los expositores de otros países de fuera de la Unión Europea exponer temporalmente sus productos sin necesidad de pagar aranceles. Y, como indica asimismo la legislación vigente, la inclusión de una feria en el Calendario Oficial es requisito necesario para que pueda beneficiarse de subvenciones con cargo a las partidas que los Presupuestos Generales del Estado dediquen a estos efectos.

Al margen de la internacionalidad completa, la Secretaría de Estado de Comercio otorga a otras ferias comerciales la «internacionalidad a efectos aduaneros», cuya aprobación solo comunica a los diferentes organizadores feriales afectados, beneficiándose estas de las ventajas aduaneras para sus expositores referidas anteriormente. Además de las ciudades mencionadas, también está prevista la celebración de ferias puntuales de carácter internacional en Aguadulce, Roquetas de Mar, Almería, Jaén, Lleida, Ourense, Pamplona, Tineo, Asturias y Vigo.

Firma: Hosteltur