El turismo familiar y a la medida, apuesta de León en Fitur

Un estudio advierte que el 45% de los hogares no viajará hasta 2022 como lo hacía antes de la pandemia

Los autores del informe advierten, en todo caso, que «el año 2021 está marcado por una gran incertidumbre para las familias y muchos condicionantes tangibles o emocionales para organizar viajes y vacaciones», según exponen el presidente de la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN), José Manuel Trigo, y el consejero delegado de DNA, Francisco J. Castillo.

De hecho, un 36% de las familias dice que viajará menos por razones económicas dado que tienen menos capacidad de gasto que antes de la pandemia. Un 45% asegura que no ha sufrido pérdida de ingresos, pero reducirá sus viajes para evitar riesgos sanitarios. Esto significa que «8 de cada 10 familias reconoce que en 2021 viajará menos». Frente a ellos, solo un 19% de familias mantiene intactos los ingresos y asegura que hará más viajes “para ayudar a recuperar el sector”, recoge Hosteltur.

Reservas, a última hora

«A la hora de organizar y reservar, las familias se muestran prudentes debido a la incertidumbre que genera la pandemia», explican los autores del informe. Así, más de la mitad (57% de las familias) asegura que organizará el viaje cerca de la fecha de partida, sin reserva previa o haciéndola en la misma semana. «No obstante, en verano, fecha más importante para las vacaciones y de mayor duración, sí habrá una mayor planificación, según afirma el 43% de las familias, que reservará con un mes mínimo de antelación», indica el estudio.

El turismo de naturaleza crecerá. Fotografía: E. Margareto.

Turismo al aire libre

La pandemia también trae cambios en las pautas de viaje. «La necesidad de prevenir el contagio y los efectos del confinamiento, junto a las restricciones de movilidad, determinan que los tipos de turismo preferidos sean los que se ofrecen al aire libre, como las playas, el turismo de naturaleza y el turismo rural, mientras que el turismo cultural y el urbano pierden puntos en este escenario», indica el informe. Así, en 2021 las familias optarán por lugares de sol y playa (50,3%) seguidos de los destinos rurales de interior (24%) y los de montaña (15%), mientras que los destinos urbanos sólo interesan, de momento, a 1 de cada 10 familias.

El turismo urbano pierde puntos, según el informe. Fotografía: E. Margareto.

Elección de alojamientos

«De la misma forma, los alojamientos situados en enclaves naturales, como las casas rurales y los camping ganan peso o se mantienen, frente a los hoteles o apartamentos, cuya preferencia por parte de las familias es menor que antes de la pandemia», indica el informe. De hecho, antes de la pandemia sólo un 16% de las familias prefería una casa rural para alojarse en vacaciones, pero en 2021 será la opción escogida por el 27% de los hogares. «Frente a ello, los hoteles, que ocupaban el primer puesto en alojamiento para un 43% de familias en 2019, en 2021 pasan a ser la primera opción para el 37%», indica el informe.

Muchos turistas se decantarán por alojarse en casas rurales.

Actividades

Las familias también se decantan por aquellas actividades «que pueden realizarse al aire libre y con menor concentración de gente, como las relacionadas con la naturaleza y el ecoturismo». «Por el contrario, las que más bajan son aquellas en lugares que concentran público, como los parques temáticos y ocio, que interesan a las familias un 18% menos que antes».

viajarymuchomas.com