Taiwán, país

La pandemia provocada por el coronavirus también ha afectado al nivel democrático de los países, otra víctima más de la crisis sanitaria mundial, de acuerdo con el nuevo informe de la Unidad de Inteligencia de The Economist relativo al año 2020. España, con una puntuación de 8,12, se encuentra en el puesto 22 mundial, lo que representa un descenso de 5 posiciones con respecto al año 2019, solo 0,13 puntos nos separan de la categoría que el informe califica como ‘democracia débil’. Por delante de España figuran países como Costa Rica, Uruguay, Chile y Taiwán (este último país en la imagen de arriba).

La crisis sanitaria global y las medidas tomadas por los gobiernos han llevado en 2020 al peor puntaje promedio global del Índice de Democracia que esa unidad realiza anualmente desde el año 2006. «Vimos un enorme retroceso de las libertades individuales, creo que el mayor jamás emprendido por los gobiernos en tiempos de paz, y quizá aún en tiempos de guerra», ha comentado Joan Hoey, autora del informe, en una entrevista con BBC Mundo.

El informe clasifica a 167 países entre democracias plenas (entre 8 y 10 puntos), democracias imperfectas (entre 6 y 8), regímenes híbridos (entre 4 y 6 puntos) y regímenes autoritarios (por debajo de 4 puntos). Los resultados del Índice de Democracia 2020 muestran que el número de «democracias plenas» subió a 23 en 2020, frente a 22 en 2019. El número de «democracias defectuosas» se redujo en dos, en concreto a 52. De los 92 países restantes, 57 son «regímenes autoritarios» y 35 se clasifican como «regímenes híbridos».

La puntuación global promedio en el Índice de Democracia 2020 cayó de 5.44 en 2019 a 5.37 en 2020. Se trata de la peor puntuación desde que se elaboró por primera vez en 2006. El resultado de 2020 representa un deterioro significativo y se debió en gran parte, pero no exclusivamente, a las restricciones impuestas por el gobierno a las libertades individuales y las libertades civiles que ocurrieron en todo el mundo en respuesta a la pandemia de coronavirus, subraya literalmente el informe.

Noruega es el país más democrático, según The Economist.

Los países más democráticos

La lista de los 23 primeros países considerados como los más democráticos  la encabezada Noruega (con una puntuación de 9,81), seguida de Islandia (9,37) y Suecia (9,26). Completan el top 10: Nueva Zelanda (cuarta posición), Canadá (5), Finlandia (6), Dinamarca (7), Irlanda (8) y Australia y Países Bajos (empatan en el noveno lugar).

Mientras, el ranking del 11 al 23 es el siguiente: Taiwán, Suiza, Luxemburgo, Alemania, Uruguay, Reino Unido, Chile, Austria, Costa Rica, Isla Mauricio, Japón, España y Corea del Sur.

Los países menos democráticos

A la cola de la tabla, figuran los países con regímenes autoritarios, siendo los tres menos democráticos: Corea del Norte (1,08), República Democrática del Congo (1,13) y República Centroafricana (1,32).

Completan la lista de los diez países menos democráticos del mundo: Siria, Chad, Turkmenistán, Laos, Guinea Ecuatorial, Tajikistán, Yemen y Libia. Asia gana tres nuevas “democracias plenas” (Japón, Corea del Sur y Taiwán) en 2020.

La pandemia ha acelerado el cambio en el equilibrio global de poder de Occidente a Oriente. Asia va a la zaga de Occidente en términos democráticos, con solo cinco ‘democracias plenas’, en comparación con las 13 de Europa occidental, y la región también tiene siete «regímenes autoritarios», mientras que Europa occidental no tiene ninguno. Sin embargo, la región de Asia, hasta ahora, ha manejado la pandemia mucho mejor que prácticamente cualquier otra, con tasas de infección y mortalidad más bajas y un rápido repunte económico.

La democracia estadounidense bajo en varios indicadores en 2020, tanto para bien como para mal. Sin embargo, los aspectos negativos superaron a los positivos y mantuvo su estatus de “democracia defectuosa”.

Chile sube puestos en el índice como país democrático.

El llamativo caso de Taiwán

La estrella en el Índice de Democracia 2020, por el cambio tanto de su puntuación como de su rango, es Taiwán, que pasa de una «democracia defectuosa» a una «democracia plena», después de ascender 20 lugares en el ranking mundial desde el puesto 31 al 11. La puntuación del país aumentó más que cualquier otro en el índice de 2020.

Malí y Togo caen en el índice

Medido por la disminución en su puntuación, Malí, en África occidental, fue el país con peor desempeño en el 2020 en cuanto a su Índice de democracia, siendo degradado de un «régimen híbrido» a un «régimen autoritario». Malí ha caído 11 lugares a nivel mundial, la segunda mayor caída de rango en África subsahariana detrás de Togo, que cayó 15 lugares, más abajo en las filas de los “regímenes autoritarios”.

Europa occidental pierde

En 2020, dos países de Europa occidental, Francia y Portugal, pasaron de la categoría de “democracia plena” a la de “democracia defectuosa”. Trece países de la región están ahora clasificados como «democracias plenas» (en comparación con 15 en 2019) y siete como «democracias defectuosas», frente a cinco en 2019. Solo tres países mejoraron en 2020 (Italia, Turquía y el Reino Unido) y 18 registraron una disminución.

Francia ha bajado de posiciones en el listado.

“Es difícil decir si el reciente retroceso democrático registrado en Europa del Este y América Latina habría continuado sin la pandemia de coronavirus”, apunta el informe. Estas dos regiones contienen solo tres ‘democracias plenas’ (todas en América Latina), pero comparten la mitad de las democracias defectuosas del mundo (26 de 52). El deterioro en ambas regiones en 2020 revela la fragilidad de la democracia en tiempos de crisis y la disposición de los gobiernos a sacrificar las libertades civiles y ejercer una autoridad sin control en una situación de emergencia. Tres países son clasificados en Latinoamérica como autoritarios: Nicaragua, Cuba y Venezuela.

Oriente Medio y África del Norte

Después de África subsahariana, la región de Medio Oriente y África del Norte registró la segunda mayor reducción en la puntuación promedio regional en 2020, principalmente debido al impacto de las restricciones relacionadas con el coronavirus en las libertades civiles.

viajarymuchomas.com