Anfiteatro romano en el departamento francés de La Vienne

El departamento francés es el destino invitado en la edición de Intur de este año, que comienza el día 18 de noviembre en Valladolid

La capital de la región, Poitiers, y el parque temático de Futuroscope forman parte de los atractivos que podrás conocer en el espacio expositivo de la renovada feria turística

A menos de una semana para que la Feria Internacional del Turismo de Interior (Intur) abra sus puertas (18 de noviembre) a profesionales, touroperadores, agencias y viajeros en la Feria de Valladolid, nos acercamos al destino internacional invitado en esta edición: el departamento francés de La Vienne y sus dos polos de atracción turística, la capital, Poitiers, y el parque temático Futuroscope.

Futuroscope es uno de los atractivos turísticos de la zona.

Poitiers y el departamento de La Vienne no solo merecen una visita, merecen muchas visitas. La capital de la región cuenta con el encanto medieval que poseen pocos lugares en Francia. Además, tiene en su periferia un atractivo parque temático, Futuroscope, en el que las atracciones te sumergen en la tecnología y en la ciencia. En pocas palabras, una ciudad que permite hacer una incursión en el pasado y en el futuro al mismo tiempo.

Además, situada a unos 340 kilómetros al sur de París, Poitiers está al lado de la autopista que une a Irún con la capital francesa. El visitante que viene de España, puede parar en Poitiers, visitar esta hermosa población, y después continuar su viaje hacia la Torre Eiffel.

Poitiers, Francia, una de las ciudades invitadas en Intur, la feria de Turismo de Interior que se celebra en Valladolid
Vista general de la capital de la región, Poitiers.

Pero quedarse apenas un día sería no hacer justicia a esta atractiva ciudad. Si el parque temático de Futuroscope ya merece al menos un día, incluso dos o tres, la ciudad de Poitiers debe contar también con al menos dos jornadas para recorrerla. Pasear entre sus calles del casco histórico es dar un paseo al pasado. La joya de la corona es la Iglesia Notre Dame La Grande, una de las referencias del románico en Francia.

Iglesia Notre Dame La Grande, en Poitiers, una de las referencias del románico en Francia.

Además de esa perla del románico, Poitiers cuenta con el Baptisterio de San Juan, que data del siglo IV y que está considerado el monumento cristiano más antiguo de Occidente, de estilo merovingio.

Estas dos monumentos arquitectónicos son posiblemente los más representativos de Poitiers, aunque no son los únicos atractivos de una ciudad para perderse paseando, mientras desfilan ante tus ojos imágenes de sus bonitas calles antiguas.

Entre los paseos, el Parc de Blossac merece uno amplio. En este parque de casi diez hectáreas, construido en el siglo XVIII, se mezclan jardines de estilo francés e inglés.

El inmenso espacio verde se encuentra al lado de una muralla medieval construida entre los siglos XII y XIV, adornada por una torre, llamada ‘La Tour a l’Oiseau’.

Ciudad de los Cien Campanarios

Entre sus edificios religiosos también destaca la Catedral de Saint Pierre, de estilo gótico. Y es que las iglesias se multiplican en esta “Ciudad de los Cien Campanarios”, como es conocida en Francia, y que también tiene la etiqueta de “Ciudad de Arte e Historia”.

La región es conocida por sus numerosos edificios religiosos.

Las iglesias, capillas y edificios religiosos de todos los estilos se suceden las calles de Poitiers. Pero la ciudad del departamento de La Vienne no se reduce a eso. Uno puede toparse con un dolmen del período neolítico, llamado ‘La piedra levantada’, o pequeños vestigios de un anfiteatro romano, del siglo I, o varias casas medievales de los siglos XIV y XV, en la Rue de la Chaîne, en la Place du Marché-Notre-Dame, en la Rue de la Regratterie o en la Rue des Vieilles-Boucheries.

Los vestigios romanos surgen en la segunda región rural de Francia.

De ese período gótico de los siglos XIV y XV aparecen edificios atrayentes, como el Palais des Comtes de Poitou-Ducs d’Aquitaine.

Poitiers también te permite darte una vuelta por el renacimiento, con edificios como el Hotel Fumé y el Hotel Jean Beaucé, de los siglos XV y XVI.

En ese atractivo desfile arquitectónico aparecen construcciones de los siguientes siglos, XVII, XVIII y XIX, hasta encontrarnos con ejemplos de Art Decó de principios del siglo XX, como el Hotel Gilbert, el Lycee Victor Hugo y el Ancien Theatre Municipal, entre otros.

Entre las estatuas dispersas a lo largo y ancho de la ciudad, destaca la Estatua de la Libertad, copia de la existente en Nueva York.

Réplica de la Estatua de la Libertad de Nueva York en Poitiers.

Los dos ríos de la ciudad, Clain y Bievre, se ven adornados por una decena de puentes, destacando el Pont Joubert, medieval, el Pont Neuf, del siglo XVIII.

Poitiers es el estandarte del departamento de La Vienne, que se llama así por el río del mismo nombre, que atraviesa la región. La Vienne es un departamento rural, que no tiene mar ni montaña, pero con 4,5 millones de visitantes por año, es el segundo departamento turístico rural en Francia, detrás de Dordogne.

Pueblos con encanto

La otra gran ciudad de La Vienne es Chatellerault, menos monumental que Poitiers, aunque con atractivos turísticos como el Pont Henri IV, un puente de piedra de 150 metros, construido en el siglo XVI, o el Museo Auto-Moto-Bicicleta, situado en la antigua fábrica de armas de la ciudad, creada en 1819. Tras su cierre en 1969, el conde Bernard de Lassée instaló su colección de vehículos.

Ciudad de Chatellerault.

Pero La Vienne también tiene pueblos bonitos, de aspecto medieval, como Loudon o Montmorillon, o una referencia turística como es la Abadía de Saint Savin sur Gartempe, del siglo IX, situada en el municipio de Saint Savin, inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, al albergar un conjunto de pinturas murales románicas, bien conservado y único en Europa.

Otra parada obligada es el bonito pueblo de Angles sur l’Anglin y su castillo del siglo XII. Ese castillo es el más representativo de una quincena de parecidas características, repartidos por todo el departamento de La Vienne.

Cuando el visitante ha recorrido el vasto bagaje histórico y monumental del departamento de La Vienne, puede dedicar uno o dos días el parque temático de Futuroscope o los diferentes parques de animales, como el Valle de los Simios en Ronagne, el Aquarium de Loudun, la Isla de las Serpientes, en La Trimoulle, el Planeta de los Cocodrilos, en Civaux, o los Gigantes del Cielo, con águilas, halcones y búhos, en Chauvigny.

Parque temático de Futuroscope.

Una forma lúdica de terminar este largo y apasionante paseo por una bella región de Francia, La Vienne.

Ya sabes, que en Intur, en la Feria de Valladolid, tendrás la oportunidad de ahondar más en el conocimiento de esta bella región que, sin duda, merece la pena visitar con tranquilidad. Por algo será que sea el destino internacional invitado este año en a feria de turismo del interior más importante del país.

Pablo San Román

Por Pablo San Román

viajarymuchomas.com