La Junta de Castilla y León también pondrá en marcha en la localidad vallisoletana un plan de iluminación de la muralla de esta localidad ubicada en un enclave turístico excepcional

El consejero de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Castilla y León, Gonzalo Santonja, ha visitado hoy la localidad vallisoletana de Urueña para explicar los detalles de la subvención concedida para la iluminación de la muralla y construcción del mirador.

En este sentido, Santonja ha destacado el compromiso de la Junta con este proyecto. “Nosotros apostamos por esta localidad, porque está en un enclave mágico. Esta es una zona estupenda y nuestra apuesta es decidida por Ureña y por muchos otros municipios como este”.

La inversión está enmarcada dentro del programa de subvenciones para entidades locales, que se ha puesto en marcha desde la Consejería esta legislatura. En total, la cantidad que se invertirá en Urueña asciende a 60.000 euros, la máxima establecida para este tipo de ayudas. En la visita, el consejero ha estado acompañado, entre otros, por el director general de Turismo de Castilla y León, Ángel González.

El consejero de Cultura, Turismo y Deporte de Castilla y León (segundo por la izquierda), con el resto de acompañantes, entre ellos el director general de Turismo (segundo por la derecha).

La subvención también incluye la construcción de un mirador, que tendrá como objetivo potenciar el valor turístico de las imponentes vistas de la puesta de sol en la meseta castellana que se observan desde la localidad.

Un nuevo plan director en marcha

Además, el consejero de Cultura, Turismo y Deporte ha anunciado que desde la Dirección General de Turismo se está trabajando en un plan director sobre iluminación en Patrimonio Monumental, que tiene como objetivo unificar el modo de iluminación en toda Castilla y León para evitar la dispersión de criterios y la mala práctica observada en diferentes lugares.

Urueña está configurado como un destino turístico de interés, al tomar posición en el mercado como un referente en el mundo de la lectura, un sello que refuerza aún más el valor cultural de la localidad. Además, el municipio vallisoletano está enmarcado dentro de un corredor de fuerte impacto turístico cultural, con la Ermita de la Anunciada, San Cebrián de Mazote, la Santa Espina y Wamba. Y si se amplía la ruta Jeromín, con Villagarcía de Campos, los restos del castillo donde creció Juan de Austria y el Escorial de Tierras de Campos que compone su colegiata, informa la Junta de Castilla y León.

viajarymuchomas.com