Las terrazas de la Plaza Mayor de Salamanca son siempre un atractivo turístico

La capital salmantina trabaja en la reactivación del turismo de la mano del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad con segmentación de visitantes, innovación y digitalización

Salamanca trabaja desde hace tiempo en la reactivación del turismo cultural y patrimonial en el marco del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad (GCPH). El concejal de Turismo, Fernando Castaño, ha presentado en el claustro del Convento de San Esteban los detalles del plan un plan diseñado para el escenario post Covid. El proyecto tiene como principal objetivo que las 15 ciudades del Grupo dispongan de estrategias, planes, ideas y herramientas para afrontar el nuevo escenario debido a la pandemia.
Después del parón económico que ha supuesto la crisis sanitaria, las previsiones económicas son “esperanzadoras”, según Castaño, y con ellas la recuperación de la industria turística, una de las más afectadas. Las previsiones muestran en primer lugar un restablecimiento del turismo de proximidad, a nivel local y regional; después la reactivación del turismo nacional y posteriormente la afluencia de viajeros internacionales, siendo las prioridades del GCPH definidas en su plan de reactivación.

El plan incluye segmentación de viajeros, clasificándolos en arquetipos: trendies, segunda juventud, tradicionales, inquietos y maleteros. En el caso de Salamanca, el informe recoge datos, en función de estos arquetipos.

Según los datos que maneja el Ayuntamiento, el 26’8 por ciento de los trendies ha viajado a Salamanca en los tres últimos años y un 48’8 por ciento desearía repetir. Además, un 26’4 por ciento de los de categoría de segunda juventud ha viajado a la ciudad en los tres últimos años y un 47’1% repetiría. Por otro lado, un 21 por ciento de los inquietos ha viajado a Salamanca en los tres últimos años y un 48% tiene deseo de repetir. Finalmente, un 18’6% de los maleteros lo ha hecho en los tres últimos años y repetiría un 40’4 por ciento.

Asamblea Anual del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad en Salamanca
Salamanca acogió a finales de marzo la Asamblea Anual del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad.

Dentro del marco del proyecto se han investigado los hábitos y comportamientos de los viajeros post pandemia, que han manifestado cambios importantes en su aproximación a viajar. En este contexto, la búsqueda de seguridad sanitaria en los destinos, la preferencia por espacios naturales abiertos y alojamientos pequeños, la penalización de la masificación y el incremento de desplazamientos en vehículo propio son las principales premisas de este plan con la que la marca Ciudades Patrimonio pretende aumentar su notoriedad en el nuevo escenario post COVID.
El plan, que trata de involucrar tanto a instituciones públicas como empresas privadas y teniendo en cuenta al residente, cuenta con cuatro ejes de actuación. Entre ellos, la segmentación de viajeros, la ampliación de la propuesta de valor, el fomento continuo de la innovación y digitalización y el aprovechamiento de sinergias entre las ciudades.
Incorpora además una docena de líneas de acción para abordar, no sólo en el marco del Grupo, sino también cada destino, de forma individual. Entre ellas, aumentar la notoriedad de la marca del Grupo y de la Unesco, crear un producto turístico conjunto, mejorar el posicionamiento de marca única experiencial, segmentar y definir el público objetivo, ampliar, adaptar y personalizar la propuesta de valor a través de la innovación, incrementar la digitalización del consumo turístico diseñar nuevas estrategias y dinámicas de comunicación y promoción, desarrollar una red de alianzas, implantar estrategias de clientes a través de la optimización de los datos, formar a todos los actores de la cadena de valor turística, aprovechar sinergias entre ciudades y crear un modelo diversificado, alineado y consensuado.

Viajes a medida y sin agobios


El informe recoge datos sobre el viajero post Covid, incidiendo en la personalización como la clave a la hora de ofrecer tipos de viaje, basados en los deseos, en lo que quiera encontrar el viajero allá donde va, con viajes a medida; el viajero busca seguridad y viajes económicos, diseñados como un pack. Otros dos conceptos muy demandados son sencillos, sin agobios de agenda y viajes ‘combinados’, como los gastronómico-culturales o culturales-de aventura.
Los viajes a destinos sostenibles, itinerarios temáticos, viajes sorpresa o viajes de festivales músicales o eventos son también otra de las opciones, siendo sin embargo el tipo de viaje más demandado.

La estrategia fue presentada esta semana por el GCPH ante la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en Mérida, por la Asamblea de Alcaldes y la Gerencia de GCPHE, una estrategia alineada con el Plan de Modernización y Competitividad Turística, que tiene como prioridad mantener el liderazgo de España en competitividad turística y modernizar toda la cadena de valor, para lograr la reactivación económica y social en el conjunto del sector y del territorio.

viajarymuchomas.com