La capital pucelana logra que el 68% de su población esté satisfecha con la calidad de vida de su municipio, según la OCU

El top 5 lo completan Vigo, Zaragoza, Bilbao y Córdoba

¿Cómo se vive en tu ciudad? ¿Cuál es la calidad de vida que percibe el ciudadano de su ciudad? Son preguntas que todos nos hacemos sobre el grado de satisfacción de la calidad de vida del municipio donde vivimos. Y a tenor del estudio que acaba de publicar la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) en Valladolid se vive bien. Un 68% de los vallisoletanos así lo corrobora, lo que permite a la capital pucelana formar parte del top 5 de las ciudades españolas donde mejor se vive: Vigo, Zaragoza, Bilbao, Valladolid y Córdoba.

Vista del puerto de Vigo y la ciudad al fondo.

La OCU ha preguntado a los habitantes de las 15 mayores ciudades españolas que dieran su opinión sobre los aspectos que más influyen en su calidad de vida para, así, saber dónde se vive mejor. Y lo ha hecho, además, en un año tan sensible por el contexto de pandemia sanitaria generada por la Covid-19

Para evaluar la calidad de vida en una ciudad hay que valorar muchas cosas distintas, desde la movilidad, a los servicios educativos, sanitarios o de otro tipo, al coste de la vida o las ofertas de empleo, indica la organización. La pandemia ha afectado la percepción que «tenemos de nuestras ciudades, con el coste de la vida o el mercado laboral como los aspectos que nos parecen más insatisfactorios».

Casi 3.000 personas han respondido a la encuesta, cuyo trabajo de campo se realizó los meses de octubre y noviembre de 2020. Es una muestra representativa de la población hecha en las 15 mayores ciudades españolas: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vigo y Gijón.

Vista de la playa de Gijón.

La encuesta se basa en 10 criterios: movilidad, seguridad ciudadana, servicios de salud, servicios educativos, oferta cultural, deportiva y de ocio, contaminación y medio ambiente, mercado laboral, coste de la vida, mercado inmobiliario y limpieza urbana. Además, a los españoles encuestados se les ha requerido también su opinión sobre la calidad de vida en su conjunto, con el objeto de saber cuáles son las grandes urbes españolas con mejor calidad de vida global… y cuáles están por debajo de la media.

calidad ciudades

Entre las 15 mayores ciudades españolas hay grandes diferencias, al compararse grandes urbes, como Madrid, con sus más de 3 millones de habitantes, con ciudades consideradas ‘grandes’ pero son 10 veces menores pues no llegan a los 300.000, como Vigo o Gijón. 

Madrid y Barcelona, a la cola

Barcelona y Madrid destacan por ser las dos ciudades peor valoradas por sus residentes: el coste de la vida, el mercado inmobiliario, el medio ambiente y la contaminación, así como la limpieza urbana son fallos comunes a las dos grandes urbes, cuyos puntos fuertes también coinciden y son las ofertas de empleo y mercado laboral, y la oferta cultural de deporte y ocio.

Ciudades distintas, pobladas por personas diversas con prioridades diferentes. Unas prioridades a menudo condicionadas por la edad, la situación familiar, etc. No hay un lugar perfecto… Ni siquiera las ciudades mejor valoradas lo son en todos los aspectos, ni las que están por debajo de la media «suspenden» en todos los criterios, advierte la OCU.

«Tampoco todos nos influyen de la misma manera: preguntamos a los encuestados qué criterios eran, a su juicio, los que más influían en la calidad de vida, y estos son los que más peso tienen en nuestra valoración global. Para los consumidores españoles, los aspectos más determinantes son el coste de vida, la seguridad ciudadana y la criminalidad, la movilidad, el medio ambiente y la contaminación y los servicios de salud«, por encima de otras variables como la oferta cultural y de ocio, la oferta educativa o la limpieza urbana.

Vista de la Plaza Mayor de Valladolid, con el Ayuntamiento en el centro.

Valladolid y Vigo son las ciudades donde la satisfacción con el coste de la vida es mayor, mientras que Palma de Mallorca y, sobre todo, Barcelona, tienen el mayor porcentaje de habitantes insatisfechos con este criterio. Algo que, según los ciudadanos de las Palmas de Gran Canaria, la crisis del coronavirus no ha hecho más que empeorar.

Vigo destaca como la ciudad más segura, en la percepción de sus habitantes, seguida por Gijón. Y teniendo en cuenta la evolución de este parámetro respecto al periodo anterior a la crisis del coronavirus, 1 de cada 2 habitantes de Palma y Barcelona piensan que la situación ha empeorado con la crisis del coronavirus.

Las ciudades mejor valoradas son Bilbao y Zaragoza por la movilidad. Las ciudades con el balance global (es decir, la diferencia entre los encuestados que piensan que la situación ha empeorado y los que piensan que ha mejorado) más positivo son Málaga y Alicante. 

La contaminación, el entorno, siempre es un aspecto importante en la calidad de vida urbana. Las ciudades mejor valoradas en este aspecto medioambiental están encabezadas por Vigo, seguida de Zaragoza y Bilbao, mientras que Barcelona y Madrid son los farolillos rojos.

En general, este aspecto es uno de los pocos en los que la pandemia ha podido ayudar a “mejorar las cosas” así hay un porcentaje de personas notable que considera que es mejor tras el coronavirus: la mejor evolución es la de Barcelona.

Bilbao encabeza el ránking de las mejores ciudades en el criterio sobre salud, tan importante hoy en día, con un 72% de los encuestados están satisfechos con la atención sanitaria de esta ciudad. Le sigue Zaragoza (69%) y a más distancia, Córdoba (un 62% de los cordobeses declaran estar satifechos con los servicios de salud).

Un criterio determinante para familias con hijos en edad escolar o universitaria es la educación. El podio de las ciudades con habitantes más satisfechos lo integran Bilbao, Vigo y Zaragoza, mientras que Palma de Mallorca es el farolillo rojo. Respecto a la evolución entre la época anterior a la pandemia y la actualidad, es Madrid la ciudad que presenta un balance más negativo.

La limpieza viaria y la gestión de las basuras es especialmente valorado por los habitantes de Bilbao y Vigo, mientras que los encuestados residentes en Alicante y Madrid son los menos satisfechos con este criterio.

Madrid, Zaragoza y Valladolid, satisfacción por el mercado laboral

Las posibilidades de empleo, la oferta laboral también es un criterio que influye a la hora de valorar donde vivimos, subraya la OCU. Es en Madrid, Zaragoza y Valladolid donde el porcentaje de usuarios satisfechos es mayor, si bien no llega ni siquiera al 30% en el mejor de los casos. En relación a la situación actual, comparada con la anterior al coronavirus, es en Bilbao donde el balance es menos negativo.

También la OCU ha preguntado a los habitantes de las 15 ciudades su grado de satisfacción con la oferta inmobiliaria de su ciudad: en general, son los encuestados de Zaragoza, Valladolid, Valencia y Córdoba los que tienen una percepción más positiva sobre la variedad de vivienda, acceso a ellas, precio… En Valladolid, como en Bilbao, es donde menos negativo es el balance entre la situación ahora y antes del coronavirus.

Los encuestados también han evaluado la calidad de vida global en su ciudad en el momento de la encuesta y en diferentes periodos en los últimos años: en 2015, 2018, inicios de 2020…  En este sentido, la situación anterior al coronavirus era hasta cierto punto estable en muchas ciudades, si bien se observan tendencias al alza, mejoras en la situación en Zaragoza, Valladolid o Sevilla, mientras que Palma, Barcelona y Madrid ya mostraban una tendencia anterior en descenso.

No obstante, la crisis del coronavirus representa un punto de inflexión, haciendo que la calidad de vida percibida baje de manera dramática en todas las ciudades, algo muy evidente en Palma y Sevilla: los resultados caen en picado.

evolucion calidad

«Es cierto que en este momento de incertidumbre y confusión, con limitaciones, restricciones, etc. nuestra percepción se ve condicionada por la pandemia, y esto puede pasar factura especialmente a ciudades que están sufriendo mucho las consecuencias de la Covid», sostiene la OCU.

Aun así, conocer de primera mano la opinión de los ciudadanos sirve para descubrir qué aspectos son especialmente críticos para ellos, dónde es necesario tomar medidas, de manera prioritaria, para que no sigan degradándose o para mejorar una situación que ya no era buena antes de que todo empezara.

viajarymuchomas.com