Selva de Malasia

Flora y plantas alucinantes, animales, condiciones climatológicas, biodiversidad espectacular… hacen de estos espacios inhóspitos un atractivo único para exploradores y turistas extremos

La aventura extrema suele ir unido a espacios impresionantes de la naturaleza. Las selvas más inhóspitas suelen ser ese destino que ejercen de llamada a los más viajeros más atrevidos, por su biodiversidad espectacular, habitadas por criaturas que no se ven habitualmente y por masas forestales y plantas alucinantes. Todo un tesoro natural que hace las delicias de los aventureros más arriesgados y que, sin duda, produce una adrenalina especial.

Suelen ser peligrosas, y no sólo por los animales y la flora más exuberante, sino también por las condiciones climatológicas. Las selvas tienen sus propias reglas, como apunta Fodor’s Travel, plataforma de viajes especializada norteamericana. Y no respetarlas suele pasar factura a los seres humanos. Las selvas deben tratarse con respeto y algunas deben evitarse sí o sí.

Pero si la aventura selvática es lo tuyo, aquí te proponemos 9 destinos de auténtica adrenalina.

1. Brecha del Darién (Colombia y Panamá)

Uno de los lugares más lluviosos del mundo, el Darién Gap es sin duda uno de los más peligrosos también. Es aquí donde se detiene la carretera Panamericana, que conecta América del Norte y del Sur. Es una brecha, por así decirlo. Y aterrador en eso.

Entrar en las exuberantes selvas de Darién Gap sin un guía local profesional a menudo puede ser equivalente a un suicidio. Aparte de los peligros naturales como las fuertes lluvias, los terrenos duros, la ausencia de senderos, la flora y fauna venenosa, también existen los creados por el hombre. Este Parque Nacional está ubicado justo en la frontera de Colombia y Panamá, una conexión terrestre vital que ve cruces regulares de migrantes y tráfico de drogas. Además, para las FARC, el grupo guerrillero colombiano, es uno de sus lugares preferidos. Todo ello crea peligros adicionales para los viajeros potenciales que intentan cruzar la jungla.

Si bien generalmente no se recomienda intentar hacer trekking aquí, desde principios del siglo XX ha habido muchos intentos de cruzar el Darién Gap en bicicleta, Range Rover o motocicleta. En 1979, el evangelista Arthus Blessit incluso lo probó a pie con una cruz de madera gigante. Sin embargo, el consejo es bastante obvio: probablemente no deberías ir allí y definitivamente no vayas solo.

2. Andharban (India)

Traducido como «El bosque oscuro», Andharban es un tramo de jungla cerca de la histórica ciudad de Pune en el estado occidental indio de Maharashtra. Una caminata de nivel medio lo lleva a las impresionantes vistas de las exuberantes colinas, las interminables cascadas y los fascinantes valles. Si bien no es peligroso en sí mismo, durante la temporada de los monzones generalmente hay informes de personas desaparecidas, perdidas y muriendo en la caminata. La imprevisibilidad del clima y las lluvias extremadamente fuertes pueden crear inundaciones en cuestión de segundos y es muy fácil meterse en problemas en Andharban. Aún así, es una hermosa y subestimada aventura en la jungla al aire libre en la que es bastante accesible embarcarse. Pero si decide hacerlo, tome una precaución adicional y venga preparado.

3. Selva de Papua Nueva Guinea

Casuario, conocida como el ave más peligrosa del mundo.

Papúa Nueva Guinea es asombrosa, un lugar que aún no ha sido afectado por el turismo de masas. Situado justo al lado del extremo norte de Australia, sigue siendo un enigma para la mayoría de los viajeros. El tercer país insular más grande del mundo, cuenta con la friolera de 851 lenguas indígenas que se hablan en su extenso territorio e incluye una biodiversidad alucinante. 

Y luego está la interminable jungla de Papúa. El país alberga la selva tropical más grande del mundo después del Amazonas y el Congo. Si bien es hermoso, también es un lugar extremadamente peligroso para estar. En primer lugar, hay varias tribus indígenas aisladas que no quieren conocerte. En segundo lugar, conocer a los animales locales como el casuario (también conocido como el ave más peligrosa del mundo), la serpiente negra de Papúa de seis pies de largo (cuyo veneno te paraliza en cuestión de horas) y el pitohui encapuchado (un pájaro tóxico).

4. Territorio Indígena Uru-Eu-Uaw-Uax (Brasil)

El Territorio Indígena Uru-Eu-Uaw-Uaw está ubicado en lo profundo de la selva amazónica del estado brasileño de Rondônia. Es el hogar de varias tribus indígenas, muchas de las cuales están aisladas. Los ganaderos y madereros, sin embargo, han tratado de apoderarse de partes del bosque, lo que ha llevado a una guerra en curso por la tierra, que a menudo ha recurrido a la violencia y las matanzas en masa. Esto hace que el territorio de la jungla sea un lugar excepcionalmente inseguro para cualquier forastero. Pero lo que es más importante, es un triste caso de conflicto entre intereses económicos y una forma de vida indígena.

5. Selva de North Sentinel Island (India)

La tribu Sentinelese es uno de los últimos pueblos indígenas aislados del mundo. Su hogar indígena, North Sentinel Island, posee una belleza natural intacta y kilómetros de selva virgen. Sin embargo, los sentineleses han dejado en claro que no desean ser contactados y ha habido incidentes en los que personas que intentaron ponerse en contacto con ellos murieron en un ataque. El caso más reciente fue el de un evangelista cristiano estadounidense, John Alien Chau, que intentó llegar ilegalmente a la isla sobornando a los pescadores para que lo llevaran allí. Con la misión de convertir a los sentineleses al cristianismo, Chau intentó acercarse a la isla varias veces y luego fue asesinado, presumiblemente mediante una flecha. 

6. Río hirviente (Perú)

En el corazón de la selva amazónica, hay un río tan caliente que puede hervir vivo a cualquier animal o humano que tenga la desgracia de caer a sus aguas. Suena como una leyenda romántica de la jungla, excepto que en realidad es verdad. El humo se eleva por encima de este milagro de la naturaleza de 82 pies de ancho y 20 pies de profundidad. En los puntos más calientes, puede alcanzar una temperatura mortal de 94 grados Celsius (201 grados Fahrenheit).

Los orígenes de tal anomalía están envueltos en la tradición local y el desastre ecológico. El río existió en las leyendas de la comunidad amazónica de Mayantuyacu que habita a lo largo de sus orillas. Creen que este cuerpo de agua es el hogar de Yacumama, un poderoso espíritu de río parecido a una serpiente. Una investigación dirigida por Andrés Ruzo, autor de un libro sobre el río, ha demostrado que esas temperaturas extremas probablemente sean causadas por las fuentes termales alimentadas por fallas que desembocan en el río debido a las prácticas malévolas de las grandes compañías petroleras río arriba.

7. Cueva Son Doòng (Vietnam)

Como algo sacado del Viaje de Julio Verne al centro de la Tierra , la cueva Hang Sơn Đoòng en Vietnam es una hazaña geológica digna de contemplar. De hecho, es una de las cuevas más grandes del mundo, tan gigantesca que hay una jungla en su interior. Sí, leíste bien, un ecosistema de selva tropical subterráneo en toda regla. Además, el tamaño de este milagro subterráneo es tan grande que puedes colocar fácilmente todo el centro de Los Ángeles debajo y los rascacielos ni siquiera rayarían el techo. Ah, y también hay un río subterráneo para hacerlo aún más pintoresco.

Por grandioso que sea, es un lugar muy difícil de ingresar. Vietnam solo permite un cierto número de visitantes por año y parece lógico. Sin la orientación adecuada, te encontrarás entre todos los peligros que posee la jungla ordinaria y todo es subterráneo. Definitivamente no es su experiencia habitual de visita a la cueva sin complicaciones con algunos pasajes y varias estalactitas geniales en el interior.

8. Cuenca Amazónica Central (Brasil)

El río Amazonas es el más largo de la Tierra y uno de sus cursos de agua más preciosos. Además, es el hogar de pirañas de vientre rojo y candiru. En otras palabras, encontrar a Nemo sería casi imposible con estos depredadores alrededor. Las pirañas son bestias conocidas poetizadas en películas de terror y mostradas en acuarios de todo el mundo. Una gota de sangre y cualquier parte del cuerpo en el agua y corre el riesgo de ser devorado en cuestión de segundos por estas criaturas del Amazonas con dientes afilados. 

Los peces candiru son una amenaza menos conocida, pero sus formas son mucho más dolorosas. Verá, mientras que la piraña mata rápidamente, candiru invade la uretra. Es por eso que los lugareños tratan los ríos con respeto y especial cuidado. Nadie quiere ser objeto de un ataque de pirañas y mucho menos de un candiru. 

9. Selva de Malasia (Malasia)

Orangután de Malasia.

La lista de animales mortales en las selvas de Malasia es larga y colorida. Comenzando con un hermoso tigre de Malasia que, aunque es raro, todavía puede estar al acecho, hasta el omnipresente mosquito portador de enfermedades; desde gigantes atacantes elefantes hasta enormes tarántulas venenosas. Además, puede agregar cazadores furtivos y madereros que a menudo están armados y listos para matar a cualquiera que interfiera con sus actos delictivos y que amenazan la naturaleza. De hecho, las selvas tropicales de Malasia cuentan una historia sobre el maltrato a un ecosistema enorme. A medida que la cantidad de animales está disminuyendo debido a la deforestación, la caza y la minería industrial, pronto la exuberante vegetación se convertirá en una cosa del pasado.

viajarymuchomas.com