Los polvorones son el producto navideño que no falta en las mesas españolas

Con cuatro ingredientes humildes se elabora un producto estrella en las mesas españolas durante esta época

Estepa (Sevilla) y Antequera (Málaga) se disputan el origen del polvorón, aunque la primera receta escrita procede de la localidad sevillana de Morón de la Frontera

Los polvorones son, junto al turrón y el mazapán, los dulces más emblemáticos de la Navidad en España y, aunque actualmente en las mesas de estas fechas encontremos incontables productos que poco tienen que ver con nuestra tradición, los polvorones y mantecados siempre encuentran un hueco en todas las celebraciones. Si quieres saber un poco más acerca de su origenelaboración y cuáles son los que más nos gustan, sigue leyendo.

Los polvorones son un ejemplo magnífico de cómo con sólo cuatro humildes ingredientes es posible conseguir un producto prácticamente perfecto. Tanto es así que lo consumimos sin apenas variaciones desde hace unos 500 años, explica Alimentaria en su publicación Consumidora.

“Es sencillísimo, sólo cuatro ingredientes: azúcar, manteca de cerdo, harina y almendras. Se amasa todo junto, un toque de horno y listo”, comenta Moncho López, de Levaduramadre Natural Bakery.

¿De Estepa o de Antequera?

Desde hace más de un siglo, la localidad sevillana de Estepa y la malagueña de Antequera se disputan el origen del polvorón, y a pesar de que haya una encarnizada batalla entre ellas parece que nadie ha sido capaz de refutar que la primera receta escrita de polvorones y mantecados de la que se tiene constancia es de 1740 en Morón de la Frontera.

Se sabe también que ya en el siglo XVIII, en el Monasterio de Santa Clara de Jesús, en Estepa, se elaboraban polvorones, pero no sería hasta el siglo XIX cuando su consumo se extendiera más allá de Sevilla y su provincia gracias a la mujer de un transportista que se decidió a vender los polvorones y mantecados que preparaba en casa.

Para hacer los dulces menos frágiles y delicados, añadió unos minutos de horno al proceso para crear una ligera corteza seca en el exterior de modo que aguantaran los viajes.

¿Por qué se venden envueltos?

Distinguir un buen polvorón es fácil porque tiene un inequívoco olor a almendra y canela y si lo coges y aprietas se desmenuza fácilmente, ya que sus ingredientes están muy molidos, hechos polvo, de ahí el nombre, y eso hace que no aguanten la presión, pero si los juntas rápidamente se vuelven a unir. Esta fragilidad es la que hace que siempre los polvorones se hayan vendido envueltos”, concluye Moncho López.

¿Cuáles son los mejores?

Con tan pocos ingredientes y una elaboración tan sencilla, queda claro que para conseguir un producto de diez hay que respetar la calidad de la materia prima y la receta tradicional.

Y así es precisamente como se hacen los polvorones de Solokoetxe que comercializa Leitmotiv Deli, la panadería y pastelería gourmet online con la que los productos te llegarán a casa a golpe de clic. Se trata de polvorones preparados con ingredientes únicos, sin mezclas, gracias a lo cual se potencia el sabor y la textura y los convierten en inconfundibles. Otra característica es que no contienen colorantes alimenticios, ni aromas artificiales y como antioxidante usan extracto de romero natural.

Los puedes encontrar en dos variedades: originales o bañados en cacao de un solo origen, cosechado y seleccionado en Ecuador. El grano de cacao de la Amazonía ecuatoriana permite equilibrar un sabor entre lo intenso y amargo, lo dulce y suave, todo ello con el fin de conseguir un equilibrio de suavidad y textura.

Los polvorones de Levaduramadre también pueden encontrarse en estas dos variedades y, como el propio Moncho López asegura, “la clave de la calidad y el sabor de nuestros polvorones está en las proporciones, la calidad de la materia prima y la mano del artesano. El secreto está en que no hay secreto».