El Ayuntamiento promociona los intangibles de la ciudad milenaria junto a los atractivos históricos

El alma de una ciudad es la mezcla de su historia, sus rincones, sus calles y plazas, su patrimonio y paisaje, su ambiente, su gastronomía y cultura, sus gentes… y también su luz. León lo sabe y, a su excepcional riqueza histórica y artística, suma otros intangibles para mostrarse ante el resto de España y del mundo. Esa luz que, sin querer, se queda en la mente y en el recuerdo de quienes han visitado la ciudad y la que guiará a los turistas que quieran acercarse hasta el corazón de un municipio que no deja indiferente a nadie.

La luz de León impulsa la nueva campaña turística de la ciudad de León. Fotografía: Ical.

“Si hay algo especial en la vida, si para todos hay algo imprescindible, eso es la Luz. La luz lo inunda todo y nos permite observar el mundo, aprender, crecer y progresar. La luz es nuestro combustible vital, lo que nos da vida”. Así comienza la voz en off del nuevo vídeo promocional de la ciudad y que forma parte de la estrategia que impulsa el Ayuntamiento de León, basada en las conclusiones de las mesas de trabajo entre técnicos y representantes de los sectores del turismo, el comercio y el hotelero.
Susana Travesí, concejala de Promoción Económica de León, amplia cartera municipal que, entre otros asuntos, abarca el turismo de la ciudad, augura una fuerte competencia entre destinos, incluso entre provincias y municipios, que va a caracterizar la época post Covid.

La concejala Susana Travesí, junto al alcalde de León, José Antonio Diez, en el acto de presentación de la marca turística. Fotografía: Ical.

Una competencia que ya comienza a intuirse en el conjunto del sector y que exigirá capacidad de innovación y otras nuevas apuestas para posicionar las ciudades de interior en una actividad atomizada y competitiva.
Travesí, en declaraciones a Viajar y Mucho Más (VYMM) lo tiene claro. “Patrimonio tienen muchos destinos, por eso hemos apostado por el impulso de otros activos intangibles que tiene León, y uno de esos intangibles es su luz”, afirma la responsable municipal. La concejala advierte que “todo el mundo que nos visita recuerda la luz que tiene la ciudad y ahora la vinculamos a la nueva creación de marca”.
León trabaja desde hace meses en esa deseada reactivación turística. A las acciones diseñadas desde el consenso se unen otras en colaboración con la Junta de Castilla y León y el Patronato Provincial de Turismo y, especialmente, las que desarrollará el municipio junto a las agencias de viajes, los hoteleros y los hosteleros. Una estrategia que contiene medidas a corto y a medio plazo y cuya cuantía económica en materia de promoción turística ronda los 750.000 euros, sumando los ejercicios 2020 y el actual.

Imagen nocturna, con su luz, en Casa Botines.

Acercarse a León e imbuirnos de su historia, de su esencia… y de su luz es recomendable. Romana, con su fundación por la Legio VI Victrix, primero; y, siglo y pico después, ya a finales del I D.C., por la Legio VII Gemina. Una ciudad paradigma de la reconquista, Reino de León desde 910 hasta 1.230, que alumbró las primeras Cortes de Europa en 1.188. Y que alberga en San Isidoro, con su Capilla Sixtina del Románico, un memorable panteón de Reyes: 12 reyes, 9 reinas y 8 infantes reposan hasta la eternidad en sus muros. Una colegiata que alberga también el Cáliz de Doña Urraca… el Santo Grial.
Y del León de ayer al de hoy, en perfecta armonía. Ejemplo de convivencia y de un trasiego lento y vivible. Una ciudad que es vida, que invita a ser caminada… y sentida; pero también bebida y degustada. Porque cuando la conoces, la añorarás cada vez que te alejas de ella. Y, cuando retornas, te presta León. Te gusta. Asimilas costumbres, aprehendes palabras del antaño idioma, convertido hoy en agradable y melodioso dialecto leonés.

La luz atraviesa las vidrieras de la Catedral de León, todo un atractivo turístico.
Curiosa imagen junto a la Catedral de León. Fotografía: Ical.

Subes, en cualquier momento, la calle Ancha, hasta arribar a la Pulcra Leonina. La catedral y faro de los leoneses, que irradia un magnético gótico flamígero del Siglo XIII, con una luz que traspasa las mejores vidrieras del planeta. En los inicios de la calle Ancha, al lado de la popular Plaza de las Palomas, Gaudí dejó su impronta en la Casa Botines. Afortunados los leoneses por la amistad de un joven Gaudí con el (¿trasladado?, ¿desterrado?) obispo de Astorga Joan Baptista Grau i Vallespinós.

León es ciudad de abundancia y generosidad que invita a vivir. Fotografía: Ical.

Y, entre tanta historia, tanto caminar armónicamente por una de las mejores ciudades de España para vivir, el viajero conforta su estómago también con otro de los emblemas de la ciudad, sus tapas. Vinos, cortos, butanos, matando judíos en Semana Santa (no te escandalices, sólo beben limonada)… a esgalla. Otra de las características de estas tierras, la generosidad y abundancia. Personas generosas, que te dan lo que tienen, lo que son. Que te atrapan en tu corazón. Y que deseas volver a vivir y a sentir. León te transformará, porque hay un antes y un después que traspasa las emociones, como la misma luz que todo lo inunda y nos da vida.

Si quieres ver el vídeo promocional de León pincha aquí

Por Rafael de Otero-Sevilla

viajarymuchomas.com