Bizcocho de lima limón con chocolate

Bizcocho de yogur de lima limón y chocolate negro

No me diréis que solo pronunciando el nombre de los ingredientes de esta nueva propuesta de ‘La cocina de Mertxe’ no dan ganas de probarlo ya. ¿Es un postre o un buen acompañamiento para ese café vespertino? ¿Quizá una endulzada merienda o un desayuno para no olvidar y comenzar el día con renovadas energías? Es todo eso y mucho más. ¿Te lo vas a perder?

INGREDIENTES:

  • 1 yogur  griego de lima limón.
  • 3 huevos.
  • Aceite de oliva (suave) (1 medida del  yogur, es decir, el vaso del yogur).
  • 2 de azúcar (2 medidas del yogur).
  • Harina  (3 medidas del yogur).
  • 1 sobre de levadura.
  • Cascara de 1 limón y una lima para rallar.
  • 2 rodajas de limón para decorar (optativo).
  • 100 gr. de chocolate negro.
  • Coco rallado al gusto.
  • Azúcar glas.
  • 20 gr. de mantequilla para el molde.

ELABORACIÓN:

  • Casca los huevos, colócalos en un bol grande con el azúcar y bate con una varilla normal (o eléctrica). Añade el yogur y el aceite y sigue batiendo. Limpia el limón y la lima y, con un rallador, ralla las cascaras por encima.
  • Tamiza (pasa por el colador la levadura en polvo, para que no coja aire y la harina sobre la masa y mezcla bien, hasta que quede una masa homogénea).
  • Unta el molde con la mantequilla y espolvorea un poquito de harina. Vierte dentro la masa, introdúcela en el horno (previamente calentado) a 180 grados durante 40 minutos.
  • Apaga el horno, retira el bizcocho y dejamos que se temple, pasa un cuchillo o espátula fina por los bordes del molde para sacarlo fácilmente y desmontarlo sin estropear el bizcocho.
  • Calentamos el chocolate en el microondas hasta que este fundido. (También se puede hacer al baño maría).
  • Con el chocolate fundido untamos el bizcocho a la mitad o entero (a gusto), echamos el coco rallado y espolvoreamos el azúcar glas.
  •  Dejamos reposar y… a disfrutar como un niño.

SUGERENCIAS:

Ya sabéis, este bizcocho, sencillo y sabroso, nos sirve para disfrutar con un café después de comer, o a media tarde con un chocolate y si nos sobra algo (que no creo) para tomar a la hora del desayuno.

En definitiva, se trata de un sabrosos bizcocho para disfrutar tanto mayores como pequeños.

¡Buen provecho!

Mertxe Pazos

Por Mertxe Pazos

viajarymuchomas.com