El proyecto Interlumes de cooperación transfronteriza se pone en marcha para realizar acciones conjuntas en la lucha contra los incendios

Luchar contra el fuego, que no entiende fronteras y hacerlo todos a una, de forma conjunta y coordinada. Con este objetivo nació recientemente el proyecto Interlumes, que ya es una realidad con la instalación de la primera base transfronteriza de medios aéreos.

Este proyecto surgió tras la reunión Comité de Gestión del Programa Operativo Interreg V-A España-Portugal (2014-2020), liderada por la Xunta de Galicia, en la que también participó la Junta de Castilla y León, la Junta de Extremadura, las diputaciones provinciales de Pontevedra, Ourense, Salamanca y Zamora y Protección Civil de Portugal.

Tras ese encuentro, en el que se abordaron los incendios que, en los últimos años, habían castigado duramente los recursos naturales de un área, la fronteriza, que cuenta con espacios protegidos de gran valor, y que han obligado a las administraciones implicadas a poner en marcha actuaciones conjuntas y enérgicas, se materializó este proyecto de cooperación transfronteriza. Así, las inversiones previstas por el proyecto Interlumes suponen una mejora de los recursos para ofrecer un servicio público, único y versátil de la raya hispano-lusa.

Primera base transfronteriza de medios aéreos

Interlumes pondrá en funcionamiento la primera base transfronteriza de medios aéreos para la lucha contra los fuegos forestales. La futura base deberá estar operativa a finales de 2022, contará con una inversión superior a los 9 millones de euros y se instalará en Verín (Ourense). Esta instalación permitirá agilizar la respuesta y aumentar la eficacia en la lucha contra los incendios en una amplia área a ambos lados de la frontera entre España y Portugal, tanto por su localización como por sus posibilidades de acoger diferentes tipos de aeronaves especializadas.

Imagen de archivo con efectivos contra incendios en un fuego forestal en Castilla y León. Fotografía: Ical.

Esta base aérea, con categoría 2 de aeródromo, contará con una superficie de 23 hectáreas y estará dotada de una pista de 1.200 metros de longitud y 30 metros de ancho. Dispondrá de un hangar con capacidad para seis avionetas de carga en tierra. Se caracterizará por su adecuación a aeronaves especializadas en extinción, tanto aviones de carga en tierra como helicópteros e, incluso, aviones anfibios, por lo que estará dotada con distintos tipos de depósitos de carga en tierra.

La lucha contra el fuego, un compromiso de todos

Esta iniciativa se vincula con el futuro centro integral para la lucha contra el fuego, que se localizará en el municipio de Toén (Ourense), y que tendrá por objetivo centralizar en un mismo punto la formación del personal dedicado a la lucha contra los fuegos forestales. Será un centro permanente para la cooperación, la investigación y la formación continua del que podrán beneficiarse bomberos forestales procedentes de toda Europa y en el que se contará con los mayores especialistas en el comportamiento y análisis de los incendios.

Además, Interlumes dotará al Servicio de Bomberos Provincial de Salamanca con un furgón de emergencias forestales, dos drones y diverso material para luchar contra los incendios en la frontera entre Salamanca y Portugal.

Las infraestructuras y dotaciones previstas por el proyecto Interlumes se relacionan directamente con la prevención de los incendios, en la medida en que facilitará una anticipación a los fuegos y permitirá contar con los medios necesarios para cada lugar y cada momento. Las instalaciones proyectadas aumentarán la resiliencia del territorio transfronterizo, reforzando la capacidad operativa de respuesta, avanzando en el estudio de un mando operativo único para la gestión conjunta, identificando con tiempo suficiente los riesgos de la zona, sensibilizando a la población y promoviendo la formación especializada.