Mapa de un huracán en el Caribe

La próxima semana se conocerá el pronóstico general ciclónico para este año, que se prevé más activo de lo normal

La temporada de huracanes en el Atlántico comienza oficialmente el 1 de junio será menos intensa que la de 2020, que batió récords históricos con 30 tormentas catalogadas con nombre, pero más activa de lo normal, según avanza María Torres, meteoróloga que forma parte del equipo del Centro Nacional de Huracanes de EEUU. La próxima semana se dará a conocer el pronóstico general ciclónico para 2021, con el número de tormentas y huracanes previstos.

«Va a ser una temporada más activa de lo normal, pero no tan parecida a la de 2020«, ha destacado Torres, quien recuerda que seguimos en un ciclo de mayor actividad ciclónica y de condiciones favorables para la formación de tormentas.

Entre los factores favorables para la generación de ciclones mencionó la cálida temperatura de la superficie marina en estos momentos, un importante combustible para su funcionamiento, así como la previsible formación del fenómeno meteorológico de «La Niña» en el Pacífico.

Palmeras en movimiento por la fuerza del aire, previo a la llegada de un huracán en el Caribe.

«Las aguas del Atlántico están calientes y fluye energía hacia el sistema; además, estamos saliendo del fenómeno de ‘El Niño’ en el Pacífico, que inhibe la creación de huracanes en el Atlántico.

Con la entrada de ‘La Niña’ pronosticamos que «los vientos a nivel más alto no serán tan fuertes y no inhibirán la formación de tormentas» en la cuenca atlántica, ha subrayado la meteoróloga.

Torres ha anunciado que la próxima semana el NHC tendrá listo el pronóstico general ciclónico para 2021 de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), con el número de tormentas y huracanes, pero que «lo más importante» es que la población «se prepare» con antelación frente la capacidad de destrucción de los huracanes y las tormentas.

«Una sola tormenta puede hacer un daño catastrófico», avisa, para instar a la población a que «estén pendientes de las actualizaciones» diarias que lleva a cabo el NHC en el seguimiento de la actividad ciclónica.

La península de Florida es una de las costas más expuestas a la amenaza de huracanes.

La experta ha alertado sobre la vulnerabilidad de la península de Florida, con sus costas expuestas a la amenaza de huracanes que pueden causar estragos y cuantiosos daños.En cualquier caso, ha indicado que esta temporada ciclónica «no va a ser como la de 2020, histórica, con 30 tormentas con nombre».

La temporada 2020 se preveía muy activa, pero la realidad superó todas las previsiones. De hecho, los meteorólogos tuvieron que recurrir al alfabeto griego tras agotar la lista de 21 nombres programados, algo que solo había pasado una vez anteriormente.

El año 2020 se cerró, además, con el segundo número más alto registrado de huracanes (13), 6 de ellos de categoría mayor (3,4 y 5 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson) y el aterrizaje en la costa estadounidense de 12 tormentas, otro récord.

Un gran número de tormentas registradas en 2020 se formaron en aguas del Caribe o en el Golfo de México, por eso 9 de las 12 tormentas que tocaron tierra en suelo continental estadounidense lo hicieron en los estados del Golfo.

viajarymuchomas.com