Lo autóctono y auténtico ganará posiciones en el turismo pospandemia. En la imagen, recreación en León

Expertos afirman que los restaurantes triplicarán la rentabilidad a partir de 2022, tras un 2020 «horroroso»

Flexibilidad y capacidad de adaptación, apuesta por la calidad, autenticidad y sostenibilidad, poner en valor lo autóctono (y como en la imagen de arriba, en León) y tener la mentalidad muy abierta para integrar proyectos en la empresa. Estas son algunas de las claves para que las compañías turísticas marquen la diferencia en la nueva etapa que se abrirá tras la pandemia, en la que el turismo se presenta como un sector que va a atraer la inversión financiera, según pusieron de relieve durante la mesa redonda ‘Reestructuración empresarial en la era pos-COVID’ celebrada en la última jornada de la XVI edición del Seminario Internacional de Innovación y Turismo (INTO). «En esta nueva era el turismo será muy atractivo para el inversor, ya que cuenta con un alto componente inmobiliario y es un sector al alza. Cuando todo esto pase esperamos al consumidor vengativo, que no ha podido viajar e ir a hoteles y eso va a hacer que el sector suba mucho», avanzó el doctor de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra, Xavier Puig, informa Hosteltur.

Puig aludió a un reciente estudio de Alpha Value que apunta que 2022-23 se espera un incremento de ventas y EBITDA, porque las empresas del sector «han aprendido a ser mejores en la gestión de costes y a ser eficientes en la consecución de objetivos».

Así, señaló que la rentabilidad de los hoteles será el año que viene por primera vez positiva para los accionistas, mientras que los restaurantes se espera que entren en beneficios en 2021 y que en 2022 los multipliquen por tres «tras un 2020 horrible», en tanto que el sector de viajes y servicios será el que más tardará en recuperarse, según el profesor de la Pompeu Fabra, que apuntó los tres problemas que deberá afrontar el sector en este escenario: la deuda, la demografía y la deflación.

Por su parte, el director de expansión de Riu Hotels & Resorts, Reto Stoeckenius, ha hecho hincapié en que los cambios son una constante en la industria, por lo que llamó a «adaptarse y coger las oportunidades» porque «la capacidad de adaptación y flexibilidad son las claves para sobrevivir en esta nueva realidad».

«Pensamos que habrá que seguir lidiando con cambios», avisó el directivo, que confirmó que la cadena no ha modificado su estrategia debido a la COVID

«Riu seguirá siendo una cadena patrimonialista tradicional especializada en turismo vacacional. Vamos a seguir apostando por hoteles de tamaño importante y en propiedad y por extender contratos de gestión con inversores a largo plazo», constató. Según ha subrayado, Riu ha hecho «algunas desinversiones», pero no estaban relacionadas con la pandemia, que no obstante sí ha ralentizado su ritmo de expansión.

Así, el directivo de la cadena mallorquina adelantó que la cadena tiene varios hoteles en construcción este 2021 en México, Senegal, Zanzíbar, Toronto, Londres y un segundo hotel en Nueva York, mientras que en 2022 empezará la construcción de un nuevo establecimiento en Jamaica

Asimismo, ha puesto de relieve las reformas puestas en marcha por la hotelera este 2021, en Aruba y Lanzarote, y ha destacado que en 2022 se llevarán a cabo en hoteles de Cabo Verde, Mauricio, México y Portugal«para mantener la filosofía de reformar los hoteles cada diez años».

Por otro lado, en el caso Baleares, defendió la necesidad de contar con un tejido empresarial «que apueste por la calidad, autenticidad y sostenibilidad», porque las islas han llegado «al tope de su capacidad alojativa», y el alquiler vacacional tiene ya el mismo número de camas que los hoteles.

Integración

Por su parte, Ovidio Andrés, fundador del Grupo Logitravel, ha repasado la trayectoria y evolución empresarial del grupo, resaltando los dos valores con los que inició su andadura: la cantera y la velocidad. «Tenemos que ser muy rápidos, ya no sobreviven los más inteligentes o fuertes, sino los que tienen más capacidad de adaptarse», ha indicado, citando a Charles Darwin.

A estos dos valores con los que ha crecido el grupo se ha sumado uno nuevo que a su juicio va a ser clave en la salida de crisis: la capacidad de asociarse e integrar proyectos. «Logitravel cuenta con una arquitectura tecnológica muy atractiva para asociarse con otras compañías que no hayan podido desarrollar estas habilidades. Así surge la fusión con Soltour», hg detallado Andrés, quien ha agregado que poco después tuvo lugar la fusión con Viajes El Corte Inglés.

«Hay que tener una personalidad, lo que va a cambiar la COVID es que va a ser necesario tener la mentalidad muy abierta de integrar personas y proyectos y de diseñar las empresas no como algo monolítico sino por capas que permitan dar valor interno y externo», ha reiterado.

En esta línea, auguró que en los próximos años en el sector va a haber integración y esa división de las propias empresas. «Los conceptos monolíticos no van a funcionar», ha vaticinado.

Autenticidad

Por otro lado, Helmut Clemens, gerente y fundador de la firma gastronómica Es Rebost, ha considerado que para «salir más fuertes» serán necesarios, «además de sentido común de las autoridades y financiación alternativa a la bancaria», que las empresas de hotelería y hostelería se basen en la autenticidad y el valor de lo autóctono y de la excelencia para marcar la diferencia en la etapa pospandemia.

«Un hotel o un restaurante son perfectos para convertirse en catalizador de su entorno natural y de la experiencia cultural», ha abundado.

De este modo, para lograr «una experiencia de cliente mejorada» a su juicio es clave para el sector «la autenticidad, la mejora conceptual de los hoteles, la mejora del servicio, crear reconocimiento para crear vínculos y lazos, momentos únicos y memorables», ha concluido.

viajarymuchomas.com