Brindis de sumilleres y autoridades abulenses frente a las Murallas de Ávila a favor de la lucha contra el cáncer

Cerca de 60 bodegas de todas las denominaciones de origen y casi medio centenar de sumillleres de toda España se vuelcan contra el cáncer


Patrimonio y enología se aunaron este domingo en Ávila en una singular cata de vinos que tuvo lugar en la Muralla de Ávila. Una iniciativa organizada por el Consistorio abulense y la Asociación de Sumilleres de Ávila (ASA) que contó con la participación de cerca de 60 bodegas, más de 40 sumilleres llegados de toda España y prácticamente un millar de participantes, que era el aforo máximo previsto para esta actividad que, además, tenía un componente solidario ya que todo lo recaudado con la venta de entradas (al precio simbólico de cinco euros) se destinará a la Asociación Española Contra el Cáncer.

Patrimonio y enología a favor de la Asociación Española Contra el Cáncer. Fotografía: Ical.


«Es un evento histórico que une el recurso patrimonial al enológico», ha señalado la teniente de alcalde de Empleo, Industria, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Ávila, Sonsoles Prie, a la hora de hablar de esta cata que contó con la participación no solo de todas las bodegas de la DOP Cebreros y de otras zonas de Ávila, sino también de otras denominaciones de todo el territorio nacional, y muchas de ellas tan de renombre como Vega Sicilia, Arzuaga y Carraovejas.
«Vamos a llenar la Muralla de vino y de buena gente, y además con un fin solidario», ha destacado la responsable municipal de Turismo antes de recordar que toda la recaudación obtenida con esta cata se destinará a la AECC de Ávila.
«Es una experiencia única a nivel internacional», ha subrayado Prieto a la hora de hablar de lo singular de esta iniciativa que no solo se desarrolló en un monumento declarado Patrimonio de la Humanidad sino que también contó con sumilleres de toda España y con la presencia de bodegas de todo el territorio nacional.
La actividad se desarrolló en los distintos torreones de la Muralla de Ávila, de modo que en cada uno de ellos había un sumiller distinto y un vino diferente, cuyas características y cualidades dio a conocer cada experto en enología a su grupo de participantes.
«Hubiésemos llenado diez murallas», ha afirmado Aurelio González, presidente de la Asociación Abulense de Sumilleres, al hablar de la gran aceptación que esta iniciativa ha tenido no solo entre los sumilleres sino también entre las bodegas. «La gente se ha solidarizado. Todo el mundo quería venir a Ávila», ha añadido González al referirse a la acogida que esta iniciativa única ha tenido entre bodegas, que fueron 58 en total aunque podrían haber sido muchas más, y sumilleres, con 46 finalmente y venidos de lugares como Madrid, Asturias, Sevilla, Málaga o Baleares, recoge Ical.
«Es la primera vez que se hace un evento tan grande como éste», ha reconocido también el presidente de la Unión de Asociaciones Españolas de Sumilleres (UAES), Pablo Martín, al hablar de una iniciativa que el pasado mes de junio la Asociación Abulense de Sumilleres llevó a la asamblea regional y que posteriormente fue refrendada en septiembre durante la asamblea nacional celebrada en Elche (Alicante). «Se han hecho cosas, pero como ésta ninguna», ha reiterado Martín a la hora de destacar la singularidad de esta actividad que este domingo s aunó patrimonio y enología en Ávila con un fin, además, solidario.

viajarymuchomas.com