Valonia, en el sur de Bélgica, ofrece un espacio de naturaleza y de ciudades dignas de conocer, y más en Semana Santa

El sur de Bélgica ofrece una variedad de ocio y de actividades para familias y niños inolvidables en primavera

Semana Santa es la primera pausa del año después de la ‘cuesta de enero’ y cuando los viajeros buscan una escapada para ‘estrenar’ la primavera. Un destino más que acorde con la nueva estación es Valonia, donde todos sus prados, bosques, senderos y colinas ya están empezando a florecer, dejando paisajes imborrables para la retina.

Además, muchas de sus atracciones ya están abiertas y otras, se preparan con eventos determinados para celebrar esta próxima Semana Santa. Por esto, a poco más de 2 horas desde Madrid y a 1 hora y media desde Barcelona – y con vuelo directo desde otras ciudades españolas – se alza la región de Valonia, el secreto ubicado en el sur de Bélgica, como una gran alternativa para escaparse esta Semana Santa: P

Para ver cómo caen huevos de Pascua del cielo

Es un popular evento que sucede durante este período en Valonia. En el club de aereomodelismo EAB Thumaide, en Beloeil, desde hace más de una década una escuadrilla de helicópteros y aviones teledirigidos arrojan miles de huevos de Pascua de chocolate. A su vez, los pilotos también realizan demostraciones aéreas.

Para comprar antigüedades en el mercadillo de Verviers

Desde hace más de 37 años, en este pequeño pueblo cercano a Lieja, se organiza un mercadillo de objetos de segunda mano el Lunes de Pascua. Hay hasta 300 ubicaciones disponibles diferentes y los vendedores varían entre profesionales que quieren vender sus piezas más bonitas hasta gente que quiere sacar de su casa algunos objetos curiosos que ocupan espacio.

Para subirse al tren Trois Vallés y viajar en el tiempo

Se trata de un tren de vapor que cruza el parque de Viroin-Hermeton, dejando, en la retina de los pasajeros, algunos de los paisajes más pintorescos de Valonia. El 16 y el 17 de abril se realiza un viaje temático para celebrar la Pascua, los niños podrán ir disfrazados y el tren estará decorado correspondientemente y habrá animación para crear una atmósfera más amable y festiva. Además, el tren se dirigirá a un lugar donde está planeada una búsqueda de huevos de Pascua, una actividad muy típica en los países centroeuropeos.

Para explorar las grutas de Remouchamps

En Valonia hay diversas opciones para los fanáticos de la espeleología, aunque estás llaman especialmente la atención porque son las grutas que permite la navegación subterránea accesible a turistas más larga del mundo. Además, las de Remouchamps tienen otra particularidad: ‘La Palmera’, un fenómeno único en forma de columna tras unirse una estalactita con una estalagmita. El techo se cae y el bote entra en un viejo sifón, ampliado para que sea transitable.

Decir “hola” a la primavera en la emparrada más grande de Europa

La Berceau de la Reid, en la provincia de Lieja, es un paseo único de Valonia. Destaca por ser la emparrada más larga de toda Europa, compuesta de 4.700 plantas enredaderas y de las cuales el 70% están catalogadas como centenarias.

Para degustar los huevos de Pascua de chocolate belga

Si la región valona es la elegida para el viaje de Semana Santa, es imprescindible probar uno de sus huevos de Pascua de chocolate. El cacao en todas sus más dulces expresiones es uno de los tesoros gastronómicos de Bélgica, así que, en esta época, probarlo en forma de huevo de Pascua es un imprescindible. 

viajarymuchomas.com