Castrillo de los Polvazares, localidad de gran atractivo turístico rural de la provincia de León

El medio rural sube en interés turístico para los viajeros y hay pequeñas poblaciones repartidas por España que están al alza, especialmente en Castilla y León y Aragón

El turismo rural crece y eso lo saben bien muchos de los bellos pueblos que tiene España. Pero, como en casi todas las cosas, siempre hay unos que generan mayor atractivo y están en alza. Te proponemos conocer 10 de esos pueblos que han triunfado en 2021 y que se encuentran en un momento dulce desde el punto de vista turístico.

Por lo general, la visita al medio rural persigue buscar lo auténtico, ese encanto particular que tiene lo pequeño, ese silencio que nos abstrae de la cotidianeidad de las ciudades y el bullicio de los rincones urbanos. Medio rural es sinónimo de paz, naturaleza y aprecio por la cultura autóctona. Por el registro de la plataforma, hay 10 pueblos que han generado la mayor parte de las miradas de un público ávido por escaparse del ruido urbano y el estrés asociado al tráfico, el ir y devenir de mucha gente y de esa cierta impersonalidad humana que, en cambio, es otro de los tributos de los pueblos españoles, como bien subraya España Fascinante.

Por todas esas razones, no hay que olvidar la importancia de respetar la forma de vida de los habitantes de estas pequeñas localidades que, seguro, te dejarán con la boca abierta. Eso sí, no olvides jamás de contribuir a que los pequeños pueblos sigan ofreciendo múltii¡ples planes, todos el viajero debe visitarlos consciente de la importancia de respetar la forma de vida de quienes los habitan. También desde VYMNM (Viajar y Mucho Más) apostamos por el desarrollo económico y social de los pequeño núcleos de población y de realizar un turismo responsable con el entorno y las gentes que los habitan. +

1. Rello, el gran pueblo medieval de Soria

Este pequeño pueblo medieval se localiza al sur de la provincia de Soria, en Castilla y León, dentro de la comarca de Berlanga. Destaca por estar completamente amurallado y porque sus calles empedradas, su castillo y sus torres trasladan al turista a otra época. Una época muy, muy antigua. La naturaleza que lo rodea, además, termina de crear una estampa de cuento. Parece lógico que triunfe.

2. Cueves, el pueblo cueva de Ribadesella

Cueves suena a invento, a ensoñación, pero existe y se encuentra en Asturias. Concretamente, en el concejo de Ribadesella. La única manera de acceder a la localidad, donde te recibe una ermita dedicada a Santiago Apóstol, es a través de una cueva. Se trata de una cavidad asfaltada conocida como la Cuevona, que tiene 300 metros de longitud y todas las características propias de una cueva. Además, se encuentra al pie de una montaña y por su extensión discurre el Sella. Lo dicho: parece mentira, pero no lo es.

3. Castrillo de los Polvazares, la más bella herencia arriera

Un paseo por Castrillo de los Polvazares (también en la imagen principal) permite comprender sin esfuerzo el enorme pasado que tiene esta pequeña localidad de la Maragatería. Paso del Camino de Santiago, todavía se percibe el carácter errante de sus antiguos comerciantes. La mayor característica de esa localidad es su uniformidad, pues un ocre similar tiñe fachadas y calzada, solo transitable por los vehículos de sus habitantes. Esta es una de las razones por las que no parece haber pasado el tiempo por Castrillo de los Polvazares.

4. Lanuza, el pueblo aragonés que resistió

Lanuza es también un pueblo histórico, aunque lo es de otra manera. Dentro de este conjunto de pueblos renacidos que pudieron reponerse a una tragedia y reinventarse, Lanuza ocupa un lugar especial. Esta localidad aragonesa resistió a la construcción de uno de los muchos embalses que obligaron a la población a desplazarse y hoy en día, a las orillas del mismo, ofrece una imagen espectacular. La belleza del valle de Tena, que es única, queda bien ilustrada en este lugar.

5. Agüero, a la sombra de los Mallos

Más Aragón y más Huesca, que no en vano se ha convertido en una de las provincias más solicitadas por los viajeros que buscan naturaleza y autenticidad. En esta ocasión, en Agüero puede encontrarse todo esto, en parte gracias a esa formación espectacular conocida como Los Mallos. La roca rojiza que los caracteriza llega a medir cientos de metros y conforma otra de esas imágenes para el recuerdo que todo el mundo quiere visitar.

6. Riaño, una belleza descomunal

Otro embalse fue el responsable de que el verdor que caracteriza los alrededores de Riaño estuviera acompañado del azul. Riaño, en la parte oriental de los Montes de León, también tuvo que reinventarse. Las montañas son el cobijo de este pueblo idílico en el que puede disfrutarse del agua, con paseos en barco y diversas actividades, y también de la tierra, con numerosas actividades deportivas y rutas de senderismo.

7. Piornedo, donde la antigüedad pervive

Parece que poco a poco la montaña de Lugo empieza a llegar al conocimiento general como lo que es: un lugar único, de una belleza natural impresionante, con mucha historia a sus espaldas. Como prueba de ello está Piornedo, que conserva de manera excepcional esas construcciones ancestrales llamadas pallozas. Caracterizan su postal, pero no es lo único que uno encuentra en esta aldea perfecta para dejar transcurrir las horas sin preocuparse del tiempo.

8. La Cueta, un pueblo oculto en las alturas de León

En lo más alto de León se encuentra La Cueta. Literalmente: en lo más alto. Ubicado en el Parque Natural de Babia y Luna, no solo es el pueblo más alto de la provincia, es también uno de los más altos de toda la península. Puede uno imaginarse, a partir de esto, el entorno natural en el que se desarrolla la vida del mismo. La Cueta está formado por casas de piedra y madera que ofrecen un aspecto antiguo, que acentúan la sensación de encontrarse en un cuento ambientado en otra época.

9. Taramundi, paraíso asturiano

Asturias es el paraíso en la tierra, eso es algo bien sabido por todos, así que no pueden faltar los rinconcitos asturiano en una lista de pueblos que han triunfado en 2021. En esta ocasión, el público ha puesto la mirada sobre Taramundi, que es sinónimo de naturaleza, artesanía y cultura. También de agua, pues Taramundi está rodeado de arroyos que han configurado el impresionante paisaje de la zona. El verde de la naturaleza contrasta fuertemente con el negro de la pizarra que caracteriza sus construcciones. Taramundi es un sueño.

10. Broto, piedra y agua al pie de los Pirineos

Con todo, es Huesca la provincia que más atención ha captado en 2021, pues el tercero de sus pueblos miembros de esta lista además la encabeza. Broto es el pueblo que más interés ha generado este año. Se encuentra ubicado en el Pirineo aragonés, dentro de la comarca de Sobrarbe, en la entrada al valle de Ordesa y junto al río Ara. Es un perfecto mirador del impresionante Mondarruego, acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Vamos, un enclave espectacular. Su existencia no podía afectar de otra manera al viajero, que lo ha convertido en su pueblo favorito de 2021.

viajarymuchomas.com