La ciudad recupera su tradición astronómica con un nuevo punto de observación en la capital a 800 metros de altitud

El Ayuntamiento de la ciudad, gracias a la cofinanciación de fondos Feder, ha creado el primer punto de observación astronómica de la ciudad. Situado en el parque de Chamberí, a más de 800 metros de altitud, con la baja contaminación lumínica de la zona, permite disfrutar de los misterios del cielo a los amantes de esta disciplina. Para su diseño, los responsables municipales contaron con el asesoramiento de Supernova, asociación universitaria que en el Día Mundial de la Astronomía, que se celebra este 15 de mayo, recoge Ical.

La ciudad impulsa la atracción de los apasionados con nuevos proyectos turísticos sustentados en el auge de tres asociaciones: Supernova, Osae y Astróbriga.

viajarymuchomas.com