SEO/BirdLife, WWF y la oficina europea del Medio Ambiente animan a la participación pública ante la nueva ley europea de restauración de la naturaleza


BirdLife International ha puesto en marcha la campaña #RestoreNature para concienciar sobre la extinción de la naturaleza “tal y como la conocemos ahora”. La iniciativa pretende alertar sobre una situación extrema y ante la nueva ley que la Comisión Europea que va a ser legalmente obligatoria para los países miembros de la UE. De hecho, hasta el 5 de abril se mantiene abierto un proceso de participación pública sobre cómo consideramos los ciudadanos que debe realizarse la restauración de la naturaleza en la UE.

El tucán es una de las aves más inquietas del ecosistema.

La Comisión Europea va a proponer una nueva ley para que la restauración de la naturaleza sea legalmente obligatoria para los países de la UE. Actualmente y hasta el 5 de abril, ha abierto un proceso de participación pública sobre cómo consideramos los ciudadanos que debe realizarse la restauración de la naturaleza en la UE. Para SEO/BirdLife, integrada en BirdLive International, “la actividad humana, la agricultura intensiva, la producción energética y la sobrepesca han llevado a un millón de especies animales y vegetales a pender de un hilo”. Además, en la campaña también participan WWF y la oficina europea del Medio Ambiente.

Los estudios de los investigadores también han analizado el conocimiento indígena y local. En la imagen, indígenas de la Amazonia brasileña.

i

Según advierte SEO/BirdLife, “solo a través de un cambio significativo y transformador en la tierra y el mar podremos recuperar la biodiversidad que tanto necesitamos”. Y concluye que todo ello “nos ayudará a mitigar la crisis climática y a adaptarnos a ella, así como a prevenir la futura propagación de enfermedades”. Según el informe IPBES (Plataforma Intergubernamental, Científica y Política sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos) se espera una aceleración inminente de la tasa de extinción de especies “Entre 500.000 y un millón de se verán amenazadas en las próximas décadas”, alerta. En la campaña también participan WWF y la oficina europea del Medio Ambiente.

El informe ha recogido el trabajo de 145 expertos de 50 países durante tres años, con aportaciones de otros 310 autores contribuyentes. Basado en la revisión sistemática de alrededor de 15.000 fuentes científicas y gubernamentales, el informe también se basa en el conocimiento indígena y local, en particular sobre temas relevantes para los pueblos indígenas y las comunidades locales.

Canoa
La preservación del medio ambiente por parte de los seres humanos es fundamental para conservar la naturaleza.


Datos preocupantes

El informe muestra que la abundancia media de especies autóctonas en la mayoría de los principales hábitats terrestres ha disminuido en al menos un 20%, en su mayoría desde 1900. Más del 40% de las especies de anfibios, casi el 33% de los corales reformadores y más de un tercio de todos los mamíferos marinos están amenazados . El panorama es menos claro para las especies de insectos, pero la evidencia disponible respalda la estimación de que el 10% está amenazado. Al menos 680 especies de vertebrados han sido extinguidas desde el siglo XVI y más del 9% de todas las razas domésticas de mamíferos utilizados para la alimentación y la agricultura se extinguieron antes 2016, con al menos 1.000 razas más amenazadas. Así, los expertos de la ONU han  valorando que la pérdida de biodiversidad está afectando a aspectos como “la alimentación, la producción de medicamentos y  a la cohesión social”.

Son miles las especies amenazadas en el Planeta.

Entre 500.000 y un millón de especies amenazadas

Según el informe, «el patrimonio ambiental del mundo se está modificando a un nivel sin precedentes”. Los científicos esperan “una aceleración inminente rápida de la tasa de extinción de especies”. Entre 500.000 y un millón se verán amenazadas, “muchas en las próximas décadas”. Estas proyecciones están en sintonía con lo que algunos científicos han estado describiendo durante años cómo el comienzo de la sexta “extinción masiva”, la primera provocada por una especie, en este caso el hombre.

Las especies de animales más inverosímiles se concentran en zonas como el Amazonia.

Pese a que la mayoría del millón de especies que podrían estar amenazadas ahora mismo se encuentra en los países tropicales, los países desarrollados tienen mucha responsabilidad en esta situación ya que son los mayores consumidores de estos recursos naturales. La conservación de la biodiversidad mundial pasa por un cambio en las reglas de comercio y en las políticas económicas. España no es ajena a esta situación de amenaza a la que se enfrenta la naturaleza, no hay más que ver la situación de los vertebrados españoles que en el 63% de las aves, el 13% de los mamíferos terrestres, el 10% de los peces continentales, el 10% de los reptiles y el 4% de los anfibios están amenazados.

viajarymuchomas.com