Guillermo Prieto ha hecho del ciclismo adaptado una forma de vida que le lleva a competir en pruebas mundiales y a realizar retos a favor de las personas más necesitadas

Sus próximos desafíos solidarios, cuya recaudación irá destinada a Aspaym Castilla y León, le llevarán a Madrid, Lisboa, Francia, Suiza, Italia y el Camino de Santiago

Guillermo Prieto está de vuelta en Valladolid tras haber disputado la Copa del Mundo de Ciclismo Adaptado (Cycling Road Word Cup) en la localidad belga de Oostende, donde se ha dado cita la elite del paraciclismo mundial. Ciertamente llevaba un tiempo sin competir al más alto nivel, desde su anterior participación en 2018 en Emmen (Holanda). Un año después de aquello se fracturó el fémur y el 2020 ha sido un año aciago por la pandemia.

En la prueba belga ha quedado en el puesto 14 tras rodar la crono a una velocidad media de 39,98 km, a 4,49 minutos del ganador, el colombiano Diego Germán Dueñas. Toda una proeza para este vallisoletano de adopción que ha hecho del ciclismo adaptado una forma de vida. Mientras que en la prueba en ruta, sobre un recorrido de 90 kilómetros, repite posición, con una velocidad media de 37,5 km. “Estar cerca de la elite mundial de esto no es fácil”, afirma.

Guillermo Prieto, calentando para las pruebas mundiales en Oostende, Bélgica.

Pero eso ya es historia. Guillermo ya tiene fijados otros desafíos y objetivos. Este año 2021, Aspaym Castilla y León es la organización elegida para recaudar fondos a favor de proyectos solidarios que exigen también dar lo máximo como en las pruebas de competición. Las ‘locuras’ que, junto a su amigo y ciclista Agustín Elvira, va a realizar son de asustar a cualquiera.

En primer lugar, la vuelta a Madrid Non Stop con BTT los días 11, 12 y 13 de junio. Un recorrido de 757 kilómetros divididos en 10 etapas o puntos de control, y que tendrán que realizar en un máximo de 56 horas. Luego vendrá la Non Stop Madrid Lisboa con BTT el 2, 3 y 5 de julio, también con 757 kilómetros de recorrido en 10 etapas y que tendrán que completar en 55 horas.

Guillermo Prieto posa junto a un cartel del Tour de France.

El tercer reto será el Tour del Mont Blanc, el 17 de julio. Considerada la prueba “más dura del mundo”, discurre durante 338 kilómetros y pasa por tres países diferentes (Francia, Italia y Suiza) y que Guillermo, en solitario, tratará de completar en un máximo de 17 horas. Y, por último, Guillermo, también en solitario, realizará el Camino de Santiago, uno de los recorridos más conocidos de España, por no decir el que más. En esta ocasión, tratará de superar los 1.000 kilómetros Non Stop subido en su bicicleta. ¿Alguien da más?

Su historia personal y de sacrificio es todo un ejemplo. Conversamos con él entre entrenamiento y entrenamiento, que nunca es menos de 100 kilómetros al día.

  • ¿Cuéntanos de dónde te viene esta afición, cómo comenzaste?

Soy un gran practicante y amante del ciclismo desde muy pequeño. Comencé a competir con 8 años, he competido en  todas las categorías excepto en profesionales. Incluso fui director deportivo durante varios años.

Pero, a raíz de un grave accidente laboral el 8 de enero de 2009, en el que perdí parte de mi pierna izquierda, me refugie en el ciclismo como parte de la terapia. Y a medida que pasaron los meses, logré recuperar la forma física, lo que me permitió en 2010 volver a colocarme un dorsal. Desde entonces me he convertido en un corredor especialista en pruebas Non Stop.

La satisfacción se dibuja en el rostro de Guillermo Prieto tras cruzar la meta en una prueba BTT.
  • Además de competir en pruebas oficiales

Así es. También he disputado muchas pruebas, llegando a ganar algún campeonato de España de crono y pista adaptado.

  • Sabemos que, como a otros deportistas de elite, las lesiones no te han respetado en estos últimos años.

Después de la amputación he sufrido tres graves caídas en competición. En el 2010 me fracturé el fémur izquierdo y en el 2019 me fisuré dos vértebras, un año en el que también me volví a romper el fémur de la pierna izquierda. Afortunadamente me he podido reponer y, a día de hoy, sigo subido en la bici. Y este va a ser mi duodécimo año en las carreteras tras aquel fatídico accidente.

  • ¿Qué motivan y qué finalidad tienen los retos solidarios para ti?

Aquel 8 de enero de 2009 la vida me dio otra oportunidad. Por eso prometí que cuando recuperara la forma física realizaría retos solidarios Non Stop de larga distancia a favor de personas necesitadas. Y desde el año 2015 realizo estos retos. Es de la única forma que sé, y que puedo, agradecer el hecho de que sigo vivo.  

Guillermo Prieto, en una imagen de archivo en plena competición.
  • Los nuevos retos planteados para 2021, ¿cómo los afrontas?

Por ejemplo, la Vuelta a Madrid Non Stop es una prueba de BTT de 757 kilómetros que los haré en categoría ‘solo’ y que debo completar en menos de 56 horas, superando los fuera de control de los 10 puntos del final de cada etapa. Esta prueba es por navegación GPS, lo que dificulta más todavía el poder cruzar la meta. Otra, la Madrid Lisboa Non Stop también que que realizarla en un máximo de 55 horas. Esta prueba la he conseguido acabar los tres años que he participado en categoría ‘solo’ y, de momento, soy el único corredor del mundo que la ha concluido tres veces en solitario, el año 2019 no pude estar en la salida por la rotura del fémur. Dicen que es la prueba de BTT más dura del mundo.

  • ¿Y el Tour du Mont Blanc?

Considerada también la prueba más dura del mundo de un día para bici de carretera con sus 338 kilómetros y sus casi 9.000 metros de desnivel. Se sale de los Alpes franceses para pasar a Suiza, Italia y volver a meta a Francia. Esta prueba la he hecho dos años, en 2017 y 2018. En ambos años gané en la categoría de Handisport (discapacitado), y en el 2017 conseguí acabar en el puesto 21 de la general absoluta de entre los más de 1.500 participantes.

  • ¿Qué opinas de la solidaridad?

No entiendo un mundo sin solidaridad y, por suerte, creo que hay muchísima gente solidaria que apoya al que lo necesita sin esperar nada a cambio. Me educaron para ser solidario y procuro serlo. 

  • ¿Y del deporte inclusivo y la superación personal?

Lo veo necesario, ya que la mayoría de las personas que tenemos una discapacidad, cuando practicamos nuestro deporte favorito, somos uno más y ni nos acordamos de nuestra discapacidad. En mi caso, cuando compito en ciclismo normalizado, soy uno más dentro del pelotón y muy respetado por el resto de los compañeros.

La superación personal es una forma de vida. Personalmente, tenía dos opciones: estar en el sofá lamentándome o salir a la carretera, empezando de cero y, a base de trabajo y voluntad, superarme y tirar hacía adelante para conseguir los objetivos.

Guillermo Prieto, a la izquierda, junto a Agustín Elvira. Fotografía: Iván Tomé.

Si quieres saber más sobre Guillermo Prieto, accede a su blog

https://guillermociclistaadaptado.blogspot.com

Donaciones para Aspaym:

Para colaborar en el proyecto de los retos solidarios existen dos formas de hacerlo. Por un lado, a través de una donación por transferencia bancaria (ES10-2100-4355-3402-0002-4095), y por otro, entrando en la plataforma de ‘crowdfunding’ migranodearena.org. Dentro del perfil de Aspaym Castilla y León se puede realizar una donación que además tiene beneficios fiscales de hasta el 80%. Todas las donaciones de más de 20 euros, sea cual fuere el método, recibirán como obsequio unos calcetines deportivos.

Rafa Monje

Por Rafa Monje

viajarymuchomas.com