Una treintena de establecimientos del país participará en un plan piloto para reducir la emisión de carbono

Al menos una treintena de hoteles de Panamá han comenzado a implementar energía solar térmica en sus instalaciones mediante un plan piloto que previamente estudia la viabilidad en cada establecimiento. Los objetivos: reducir la emisión de carbono, mejorar el medio ambiente y cumplir los tratados internacionales, ha informado el gremio hotelero del país.

La tecnología de calentamiento solar de agua busca sustituir a la instalación de gas o luz, ayudando a ahorrar en el costo mensual de los hoteles y reduciendo la huella de carbono que se emite, ha explicado el presidente de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), Armando Rodríguez, y cuyas declaraciones recoge Hosteltur.

«La idea es eliminar toneladas de CO2 al año, además del ahorro de combustible. Puede haber un ahorro hasta del 95% de la facturación de gas mensual en los meses de invierno, y en los meses de verano hasta de un 56%. Además del ahorro, aportas al medio ambiente, creas conciencia y, cada vez más, las personas apuestan por lugares ecofriendly«, ha añadido el presidente.

Impulsar esta tecnología en el sector hotelero de Panamá también «es una manera de crear nuevos puestos de trabajo, relacionados con el mantenimiento de este equipo», ha agregado el responsable del sector.

El plan piloto arrancó en el hotel Albrook Inn, situado cerca del Canal de Panamá, para estudiar el funcionamiento de estos calentadores en el sector privado, aunque, según adelantó Rodríguez, ya hay otro alojamiento colocando dicha tecnología.

«Se han hecho estudios de viabilidad y ya hay alrededor de 30 hoteles viables. Aunque hay que analizar bien las inversiones, inclusive hay una opción de financiamiento bancaria», ha matizado.

La iniciativa forma parte de Termosolar Panamá, un proyecto de la alianza entre la Oficina Regional de ONU Medio Ambiente para América Latina y el Caribe y la Secretaría Nacional de Energía (SNE), con el apoyo financiero del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), y que cuenta con el apoyo de sectores público y privado.

El objetivo es instalar un millón de metros cuadrados de energía solar térmica en Panamá para el 2050, lo que permitirá al país reducir 6,4 millones de toneladas de CO2 y ahorrar más de tres millones de dólares anuales en combustibles fósiles, dijo la Apatel.

El funcionamiento de estos tipos de calentadores, fabricados con vidrios especiales, aluminio y cobre, se basa en almacenar el calor en el agua, disminuyendo el uso de combustibles fósiles. Los materiales con los que están creados absorben el calor del sol y calientan el agua, la cual es guardada en depósitos, ha explicado la Apatel en una declaración pública. Panamá, un país tropical con altas temperaturas durante todo el año, cuenta con un potencial de 1.016.100 metros cuadrados para implementar esta tecnología, de los cuales 28.184 corresponden al sector hotelero.

viajarymuchomas.com