Con tan solo 18 años, Ana María Martos se ha convertido en un fenómeno de internet mostrando a sus 67.000 seguidores de Instagram la vida que lleva en el campo


La joven ‘influencer’ Anita ‘La Cortijera’ ha afirmado en Salamanca que “sin el sector primario, el mundo no sigue”. Con tan solo 18 años, la granadina ha conquistado Internet con su gracia. Ana María Martos acumula casi 67.000 seguidores en Instagram, donde transmite al mundo con simpatía sus andanzas entre cabras y la vida con sus abuelos. “Mi objetivo es mostrar el mundo rural, y reivindicar, sobre todo, el papel de la mujer en el campo, así como defender siempre a los ganaderos y a los agricultores”, ha explicado a Ical.

La joven influencer, en Gomecello, Salamanca. Fotografía: Ical.


Anita, como mujer, ensalza el papel femenino, pero también, como joven, persigue animar el relevo generacional en el sector primario. Para ello, ha subrayado, es necesaria la ayuda de las administraciones. “Si no tenemos colaboración del Estado, que acompañe y dé las ayudas que merecen los jóvenes, el relevo generacional es nulo. Sin ayudas no podemos emprender. Hace falta mucho dinero y los políticos tienen que ayudarnos”, ha reivindicado la joven en la cooperativa PuenteSan.
Mientras, la ‘instagramer’ de Cantarranas, una pedanía de Baza, en Granada, seguirá realizando publicaciones en redes sociales donde no para de crecer. “Mi objetivo principal lo estoy consiguiendo: visibilizar la importancia que tenemos los agricultores y los ganaderos. Creo que estoy llegando a la gente par darles el foco que merecen”, ha apuntado orgullosa.
La joven ha asistido al Congreso de Innovación, Pastoreo e Inclusión Social que se celebra en Salamanca. Durante la jornada inaugural ya tuvo la oportunidad de compartir un rato con la presidenta del Senado, Pilar Llop, para grabar un vídeo y subirlo a sus redes sociales. “Me comentó que quería que le dijera las quejas de la gente del campo, así que hablamos de los precios, de la PAC… Son muchas cosas”, ha indicado.

viajarymuchomas.com