El director de cine Orson Wells, que rodó en Valladolid

La ciudad, principalmente, y otras poblaciones de la provincia han sido a lo largo de la historia platós de cine para destacados directores

Suena la claqueta. ¡Silencio, se rueda! Aunque Valladolid no es New York, ni Roma, ni París, la ciudad ha sido objetivo de cineastas, que la han elegido como decorado para sus films. No una vez, sino varias. Sirvió de plató de cine para el mismísimo Orson Wells, para David Lean, José Sacristán… Valladolid no solo es proyector de películas, también un ‘set’ de cine.

Sin duda, el Pasaje Gutiérrez, el Colegio de San Gregorio, el Campo Grande, la Academia de Caballería o la Plaza Mayor dan mucho juego y, por tanto, han sido retratados en varias ocasiones para ser elevadas a la gran pantalla.

Pasaje Gutiérrez.

A escasos días para que dé comienzo la 66 edición de la Semana de Cine Internacional de Valladolid, la Seminci, en Viajar y Mucho Más nos detenemos en las localizaciones cinematográficas escogidas en 18 de las películas, de comedia, drama o históricas, que han tenido la ciudad como escenario.

Nada comparable a otras ciudades de Castilla y León, pero el reconocimiento de Valladolid como Ciudad Creativa por la Unesco en la categoría de cine ha servido de trampolín para despertar el interés de la industria.

La prueba es que la Feria de Valladolid celebrará los próximos 21 y 22 de octubre, como antesala de la Seminci, el ‘Shooting Locations Marketplace, un evento internacional dirigido a los profesionales de la industria audiovisual y los destinos que se postulan como localizaciones para los rodajes de producciones de cine, televisión, publicidad, música, o videojuegos. Acudirán localizadores de todo el mundo que verán con los destinos participantes, en sesiones de 29 reuniones, las posibilidades de rodajes en el territorio.

Y mientras encuentran nuevos decorados para rodar en Valladolid, nosotros cogemos las palomitas, tomamos asiento… y que empiece la sesión.

  1. Mr. Arkadin (1955)

Arrancamos nuestra lista a lo grande. Uno de los mejores cineastas de todos los tiempos, Orson Wells, escogió el Colegio de San Gregorio como el escenario para un baile de máscaras de un multitudinario grupo de personas en la película Mr. Arkadin, que trata de un multitudinario norteamericano que contrata a un detective para descubrir aspectos de su pasado que no logra recordar por culpa de sus lagunas mentales.

Fachada principal del Colegio de San Gregorio, sede del Museo Nacional de Escultura.

El rodaje tuvo lugar en el patio, en el claustro y en la escalera del actual Museo Nacional de Escultura. Fue el lugar elegido por el director para emular el interior de Alcázar de Segovia. Se grabó entre el 26 y el 28 de marzo de 1954. La película no se estrenaría hasta el 20 de octubre de 1955, si bien las imágenes vallisoletanas no se emitieron en España hasta los años 80, ya que en esos momentos los carnavales estaban prohibidos. La censura metió la tijera. Cuentan que entre los 200 alumnos de la Facultad de Medicina que actuaron como extras aparecía Miguel Delibes. Sin embargo, nadie puedo verlo porque la escena fue retirada durante el montaje.

  • Una muchachita de Valladolid (1958)

Como no podía ser de otra forma, la película ‘Una muchachita de Valladolid’ fue grabada en parte en Valladolid. Es quizás la que mejor refleja la ciudad. En 1957, el director Luis César Amadori localizó secuencias de su film, entre otros espacios, en la Plaza de Zorrilla, la Academia de Caballería, el Colegio de San Gregorio o el Hotel Felipe IV, y captó episodios de la Semana Santa, con el Pregón de las Siete Palabras y el Vía Crucis. Así se puede ver en la cinta al actor Alberto Closas entrando en el Hotel Felipe IV o a la actriz Analía Gadé en el claustro del Colegio de San Gregorio.

Academia de Caballería.

No es la única vez que un director de cine ha decidido capturar imágenes de la pasión vallisoletana. En 1963 lo hizo Mario Camus para su película ‘Los Farsantes’

  • Doctor Zhivago (1965)

En 1965 el mundo fue testigo del estreno en las salas de cine del ‘Doctor Zhivago’. Como la Guerra Fría no era una época ideal para grabar una producción estadounidense en Rusia, David Lean eligió Soria, Madrid y Salamanca para recrear los duros inviernos en la estepa rusa. Todas esas ciudades… y Valladolid.

Estación del Norte, Valladolid.

Según cuentan, la elección de Valladolid fue casual en la filmación de esta película que logró cinco Óscar. Al director, al parecer, le gustó la Estación del Norte cuando iba en dirección a Salamanca y decidió grabar la escena en la que aparecen cientos de personas apiñadas en los andenes. De esta manera, la estación de trenes vallisoletana fue por un instante la estación rusa de Yuritain, decorada con una gran nevada.

  • La Coquito (1978)

Quizás sea poco conocido, pero en 1977 se filmó en el Teatro Calderón una larga secuencia de la película ‘La Coquito’, dirigida por Pedro Masó y estrenada en enero de 1978. Sobre sus tablas la protagonista, Iliana Ross, interpretaba a un cupletista. En realidad, el Calderón hizo las veces del Teatro Romea de Barcelona, según relata Jesús Anta, en su blog ‘La Mirada Curiosa’.

Teatro Calderón.

La cinta, ambientada en los años 20, también incluye otros escenarios vallisoletanos, como el interior del Círculo de Recreo o el Cementerio del Carmen, donde se produce un duelo a pistola entre dos de los varios hombres con los que La Coquito tuvo relaciones.

A modo de anécdota, el papel protagonista, en un principio, estaba pensado para la entonces joven cantante Isabel Pantoja. Otro de los intérpretes conocidos son Amparo Rivelles o Juanito Navarro.

  • Memorias de Leticia Valle (1980)

La siguiente película en tener a Valladolid como plató fue la adaptación en 1980 al cine de ‘Memorias de Leticia Valle’, de la escritora vallisoletana de la generación del 27 Rosa Chacel. La película, ambientada en 1912, narra la historia, en primera persona, de Leticia Valle, una joven de 12 años de clase alta que se convierte en amante de su maestro Don Daniel, un hombre casado.

Castillo de Simancas.

El Pasaje Gutiérrez fue testigo en esta película dirigida por Miguel Ángel Rivas y protagonizado por una jovencísima Emma Suárez, junto a actores tan conocidos como Fernando Rey, Ramiro Oliveros, Jeannine Mestre, Esperanza Roy, Héctor Alterio o Queta Claver. Como curiosidad, la escritora vallisoletana se convirtió en actriz. Inventó un personaje que ella misma interpretó. En la filmación también se puede disfrutar del Castillo de Simancas.

  • Soldados de plomo (1983)

La Plaza Mayor, el Café del Norte, la Universidad, la Plaza de Fuente Dorada y, de nuevo, el fotogénico Pasaje Gutiérrez sirvieron de escenario para la película ‘Soldados de plomo’ con la que el actor José Sacristán se estrenaría como director en 1983, y con guion propio. A sus órdenes, Fernando Fernán Gómez, Silvia Munt… y el propio Sacristán.

Café del Norte.

La cinta, adaptación cinematográfica de una historia del escritor barcelonés Eduardo Mendoza, nos presenta una historia llena de enfrentamientos familiares, donde su protagonista principal regresa a Valladolid, su ciudad natal, para hacerse cargo de la herencia de su padre. Iba a heredar el caserón de la calle Gondomar esquina con Chancillería (reconvertido poco después en un edificio de viviendas) que aparece en la película.

  • Monseñor Quijote (1988)

Un Don Quijote, párroco; un Sancho Panza, alcalde comunista, y un Rocinante transformado en un 600 granate, circularon en 1988 por la Plaza Mayor y se detuvieron en el histórico Café El Norte en la producción británica ‘Monseñor Quijote’, protagonizada por el oscarizado Alec Guinness.

Se trata de una adaptación de la novela de Graham Greene, en la que los personajes reflexionan sobre la fe cristiana, los problemas de la iglesia católica y las vicisitudes del comunismo. Fue estrenada en la televisión británica. Además de Valladolid, los protagonistas se adentraron en Segovia, Arévalo, Salamanca y el pueblo de El Toboso.

  • Caminos de tiza (1988)

En ‘Caminos de tiza’, rodada en 1988, reconocemos a su protagonista, la actriz María Fernanda D’Ocón, paseando por el interior del Ayuntamiento de Valladolid; a Lydia Bosch caminando por las salas del Museo de Valladolid (Palacio de Fabio Nelli). También se observa la emblemática Plaza de la Universidad y el Patio de las Francesas.

Plaza de la Universidad, Valladolid
Plaza de la Universidad.

Dirigida por José Luis Pérez Tristán, se narra la vida de una monja, dedicada a la enseñanza, que decide partir al encuentro de tres de sus alumnas favoritas y averiguar si sus enseñanzas han servido para algo positivo, una vez que fue diagnosticada de una grave enfermedad.

  • Hola, ¿estás sola? (1995)

Para ambientar su debut como directora de cine, la madrileña Icíar Bollaín optó en 1995 por Valladolid. Desde allí, dos jóvenes amigas, Silke y Candela Peña, iniciarían su fuga en dirección a Málaga en ‘Hola ¿estás sola?’ con la intención de ser independientes, libres y ricas.

Puente Mayor de Valladolid

El recorrido por las calles de Valladolid es fugaz, pero antes de emprender la huida descubrimos la Plaza de San Bartolomé, la Plaza Vadillos o la Calle La Vía, además de una vista desde el puente Mayor hacia la playa de las Moreras.

¡Hola, ¿Estás sola?’ triunfó. Participó en la 40ª Semana Internacional de Cine de Valladolid 1995, donde Bollaín ganó el Premio al Mejor Nuevo Director, y la película obtuvo el premio del Público y Mención Especial. La directora, además, estuvo nominada al Goya a la mejor dirección novel por esta obra.

  • Todo menos la chica (2002)

Era el tercer largometraje del director vallisoletano Jesús Delgado y, para describir la historia de un grupo de amigos, llevó a su ciudad natal a los actores y actrices Liberto Rabal, Álex Angulo, María Adánez, Fernando Guillén Cuervo, Nathalie Seseña, Duna Jové y Ramón Barea.

En ‘Todo menos la chica’, rodada en 2002 íntegramente Valladolid, contemplamos en la Estación del Norte a un Liberto Rabal, en el papel de un joven inseguro que trata de demostrar su valentía juntándose con un matón contratado para dar una paliza al camello del barrio, interpretado por Fernando Guillén Cuervo.

  • El robo más grande jamás contado (2002)

Y de matones y camellos a robo. ‘El robo más grande jamás contado’, la segunda película del director mallorquín Daniel Monzón, cuenta la historia de una banda de delincuentes que se conocen en la cárcel y que planifican el robo del cuadro más famoso de Picasso, el Guernica, expuesto en el Museo Reina Sofía de Madrid. El Museo Patio Herreriano, que en ese momento estaba en plena remodelación se hizo pasar por el Reina Sofía, ya que en Madrid no se pudo grabar en las salas de exposición.

Patio Herreriano.

Entre su reparto figuran actores tan conocidos como Antonio Resines, Neus Asensi, Manuel Manquiña, Jaime Barnatán o Javier Aller.

  • Un buen día lo tiene cualquiera (2007)

Al igual que ‘Todo menos la chica’, la acción del largometraje dirigido por Santiago Lorenzo se desarrolla en 2007 en Valladolid de forma íntegra. La comedia nos traslada a emplazamientos muy conocidos como la Plaza Mayor, el edificio Duque de Lerma, el Café de El Norte o la tienda Severo Fraile, además del exterior del Patio Herreriano o los túneles bajo la vía.

Es la historia de Arturo, un treintañero que se queda en la calle y acepta acogerse a un Plan Social del Ayuntamiento por el que debe hacer compañía a un anciano solitario a cambio de alojamiento a un módico precio. Los protagonistas son Diego Martín, Juan Antonio Quintana, Roberto Álamo, María Ruiz, Antonio Molero, Ana Otero y Manuel Tallafé.

  • Íntimos y extraños. 3 historias y ½ (2008)

De nuevo un director de cine se dejó seducir por el Pasaje Gutiérrez. En 2008, el primer largometraje de Rubén Alonso, ‘Íntimos y extraños. 3 historias y ½, lleva a los actores Pablo Rivero y Michelle Jenner a compartir mesa en una de las cafeterías de las galerías y posteriormente a pasear por las calles más céntricas de Valladolid en bicicleta.

Valladolid apuesta por la movilidad sostenible y una ciudad verde
Paseo en bicicleta por el centro de Valladolid.

El vino es el nexo en común de cuatro historias y, por ello, su director se trasladó a diferentes bodegas de la provincia de Valladolid, donde se desarrolla el fracaso sentimental de unas parejas que nunca debían haberse conocido Allí se desarrolla las relaciones de tres parejas que nunca debían haberse conocido. Junto a Pablo Rivero y Michelle Jenner, interpretan Karra Elejalde, Esther Nubiola, Blanca Lewin, Coque Malla y Lluvia Rojo. La película de Alonso se estrenó en la Seminci en octubre de 2008, donde obtuvo el Premio del público.

  • Aficionados (2010)

Todo el rodaje de ‘Aficionados’, del director vallisoletano Arturo Dueñas, tuvo lugar en Valladolid en 2010. Muchos de sus escenarios están ubicados en la propia Universidad de Valladolid, principalmente en la Facultad de Filosofía y Letras. El argumento se centra en la historia de un bibliotecario, una empresaria, un profesor, una madre soltera, una informática y un cocinero que acuden cada semana a un curso de teatro para aprender y olvidarse de sus problemas. En el reparto figuran Rebeca Izquierdo, Jesús Burgoa y Nuria de Torres, entre otros.

  • Devil in Palace, 2018

En mayo de 2018 Bollywood llegó a Valladolid para rodar en la Plaza Mayor escenas de ‘Devil in Palace’, dirigida por Vikram Sandhu, después de haberlo hecho en Trigueros del Valle y su castillo, el aeródromo de Matilla de los Caños, Fuensaldaña y Mucientes.

Castillo de Fuensaldaña.

‘Devil in Palace’ (El diablo en el palacio) es una película de terror, si bien lleno de baile y música, al más puro estilo de la gran industria cinematográfica india.

  • Serie ‘Magi: The Tensho Embassy’ (2019)

En 2019, Amazon Prime comenzó a emitir la serie de diez capítulos «Magi: The Tensho Embassy», rodada en distintos puntos de España, incluido Valladolid y más concretamente en el Ayuntamiento, el Palacio de Santa Cruz, el Patio Herreriano o el Convento de Santa Isabel, además de en localizaciones de Tiedra y Urueña.

Localidad de Urueña.

La serie, basada en hechos reales, escenifica la historia de cuatro japoneses y unos misioneros de la compañía de Jesús que viajaron desde Nagasaki (Japón) a Roma en un galeón para visitar al papa en el Vaticano. Recorrieron entre otros lugares Portugal y España y tardaron ocho años.

En el sexto capítulo se puede ver cómo los jóvenes llegan en carruaje al Palacio de Santa Cruz (la acción lo sitúa en Florencia) y en el capítulo 7 se cuenta la audiencia en el salón de recepciones del Ayuntamiento con el duque toscano de Médici.

  • La Naranja Prohibida (2021)

Valladolid es el escenario elegido por TCM para la producción de ‘La naranja prohibida’, un documental sobre los acontecimientos que rodearon el estreno en España de la película ‘La naranja mecánica’, precisamente en la Semana Internacional de Cine de Valladolid. La película, que había sido prohibida por la dictadura, llegó a España en 1975, en el marco de la 20º edición de la Seminci, con mucha expectación y polémica y en un momento complicado por los conflictos de estudiantes y sindicatos.

50 años después de aquel primer pase de la obra original de Stanley Kubrik, llega a la 66 edición de la Seminci este documental, que está rodado en el Teatro Carrión, el Palacio de Santa Cruz y en la Facultad de Derecho, en el Parque de las Norias y la Feria de Valladolid, así como en distintas calles y plazas, entre ellas, la del Monumento al Cine.

Malcolm McDowell, protagonista de ‘La naranja mecánica’, estará en la Seminci, en Valladolid
Malcom McDowell.

El actor Malcolm McDowell, protagonista de ‘La naranja mecánica’, acudirá a Valladolid para presentar el documental ‘La naranja prohibida’. Voces de la escena vallisoletana y del movimiento cultural han participado en este documental.

  • Voy a pasármelo bien (2021)

El último de los rodajes que ha tenido a Valladolid como escenario de cine es el musical ‘Voy a pasármelo bien’. Bajo la dirección de David Serrano, el film recrea los años 80 en la capital vallisoletana a ritmo de baile y poco. Ambientado en las canciones del grupo Hombres G, y con la colaboración de Valladolid Film Office, que gestionó los exteriores del rodaje, el director grabó imágenes en la primera quincena de agosto de este año en la calle San Ignacio, donde bailaron los protagonistas y los vallisoletanos elegidos en un casting. El estreno está previsto para junio de 2022.

Por Mar Peláez

viajarymuchomas.com