Feria de Barcelona de turismo

El gasto en Business Travel este año representará el 65% de los niveles de 2019, según GBTA

«El gasto global en viajes de negocios se está recuperando, pero los vientos en contra recientes trasladan la recuperación total prevista hasta 2025 o 2026″. Es la principal conclusión del último informe de la Asociación Global de Viajes de Negocios (GBTA) que analiza la actividad en 73 países.

La inflación, los precios de la energía, los desafíos de la cadena de suministro, la escasez de mano de obra y las cuestiones regionales retrasan 18 meses el pronóstico de vuelta a la normalidad de la industria de los viajes corporativos, según el GBTA Business Travel Index de 2022.

El informe señala que la industria global de viajes de negocios continúa su progreso hacia la recuperación total de los niveles de gasto previos a la pandemia de 2019, que ascendieron a 1,4 trillones de dólares (1,39 billones de euros), «pero la recuperación se ha topado con algunos obstáculos».

Apunta que si bien han mejorado muchas cuestiones asociadas con la COVID-19, muchas otras relacionadas con la macroeconomía se han deteriorado rápidamente a principios de 2022. «Estos nuevos aspectos están afectando el momento, la trayectoria y el ritmo de la actividad de los viajes de negocios, tanto a nivel mundial como por regiones, lo que pospone el pronóstico de recuperación total hasta 2026, en lugar de 2024 como se pronosticó con anterioridad», señala el estudio.

La directora ejecutiva de GBTA, Suzanne Neufang, es contundente. «Para comprender los obstáculos que han estado impidiendo una recuperación más acelerada de los viajes de negocios globales, no hay más que leer los titulares de las noticias desde principios de 2022. Se anticipa que los factores que dañan a muchas industrias en todo el mundo también afectarán a los negocios globales hasta 2025. El resultado pronosticado es que nos acercaremos, pero no alcanzaremos ni superaremos los niveles previos a la pandemia de 2019 hasta 2026″.

Los mayores obstáculos

El gasto total en viajes de negocios globales alcanzó los 697 billones de dólares en 2021 (691.000 millones de euros), un 5,5% por encima del mínimo de la era de la pandemia de 2020, después de que el año 2021 fuera «tan desafiante» como el primer año de la crisis sanitaria.

La recuperación se vio interrumpida por la variante ómicron y el aumento de los casos globales de la COVID-19 a fines de 2021 y principios de 2022. A medida que el número de casos comenzó a retroceder, los viajes de negocios aumentaron.

Se espera que el gasto global en viajes de negocios en 2022 se incremente un 34% con respecto a los niveles de 2021, hasta los 933 billones de dólares (925.000 millones de euros), representando el 65% de los niveles previos a la pandemia.

El crecimiento de la actividad en 2022 dependió y ha sido impulsada en gran medida por la mejora de cuatro factores: el esfuerzo de vacunación global, las políticas de viajes nacionales, el sentimiento de los viajeros de negocios y la política de gestión de viajes, donde las condiciones han mejorado significativamente en los últimos seis meses.

GBTA apunta que si bien han mejorado las condiciones sanitarias relacionadas con la COVID-19, el panorama económico se ha deteriorado mucho durante este año.

Sin embargo, el deterioro de las condiciones económicas y las tendencias cambiantes del mercado en 2022 han frenado la recuperación mundial. Por lo tanto, los viajes de negocios globales rozarán los niveles previos a la pandemia en 2025, alcanzando los 1,39 trillones de dólares (1,37 billones de euros).

No se prevé que el gasto global regrese por completo a los niveles de 2019 hasta por lo menos mediados de 2026, cuando se calcula que alcanzará los 1,47 trillones de dólares (1,45 billones de euros). Esto supone retrasar en aproximadamente 18 meses la recuperación prevista por GBTA en su anterior pronóstico, recoge Hosteltur.

Los mayores obstáculos para lograr un crecimiento más acelerado son la inflación persistente, los altos precios de la energía, los graves desafíos de la cadena de suministro, la escasez de mano de obra, una desaceleración económica significativa y bloqueos en China y los principales impactos regionales debido a la guerra en Ucrania, además de las crecientes consideraciones en torno a la sostenibilidad de los viajes.

viajarymuchomas.com