La berrea de los ciervos es un espectáculo de la naturaleza que llama a numerosos turistas y aficionados al turismo activo

Villardeciervos ofrece en su oficina de turismo toda la información y consejos para oír y sentir la berrea

Con el fin del verano comienza una de las maravillas de la naturaleza: la berrea del ciervo. Y la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, es un lugar idóneo para el disfrute de ‘La llamada del amor’ de estos espléndidos animales.

Cada año son más las personas que realizan este turismo de naturaleza, y más en época de pandemia por lo que significa moverse al aire libre. Pero conviene seguir una serie de recomendaciones para no alterar y molestar a la fauna. La berrea genera también otra serie de actividades como es la fotografía, la investigación cinegética o la faunística.

Por todo ello, desde la plataforma de turismo de Villardeciervos aconsejan acudir a los puntos de observación de fauna, dejar los vehículos en las zonas adecuadas, no recorrer con los coches pistas y cortafuegos y evitar transitar por sendas y campo a través para lograr con el móvil la fotografía perfecta. Además, no olvides llevar siempre un móvil para contactar en caso de necesidad, con la batería cargada o con otra supletoria. Y en caso de situación extrema, llamar al 112 mandando tu ubicación.

Un ciervo en plena berrea en la Sierra de la Culebra. Fotografía: Denis Hahn Valiente. (También la principal).

La berrea es la época de apareamiento de los ciervos, donde los machos emiten un sonido gutural para atraer a las hembras y marcar sus territorios.

Durante este periodo que puede durar de 20 a 26 días, los machos se vuelven muy territoriales y celosos de sus hembras, por lo que puede resultar peligroso un acercamiento a los mismos y con posibles ataques a personas. De ahí el que el mejor consejo sea mantener distancias y disfrutar del espectáculo de poder escucharlos y sentir su presencia, unos sonidos y actividades de los mismos que se presentan desde el atardecer, pasando por toda la noche y parte de la mañana. Son en esos intervalos cuando se les puede escuchar.

Imagen de la berrea de un ciervo.

También es importante ser conscientes de que ahora es tiempo de caza, y que en los montes y cotos están también cazadores y existe el peligro real de un accidentes nunca deseados. Por eso la relevancia de leer y atender bien los consejos y recomendaciones que ofrecen desde la Oficina de Turismo de Villardeciervos.

1. Camino a la playa de Los Molinos (Villardeciervos)

Ideal para realizar andando o para personas con discapacidad física, una distancia de poco más de 2 kilómetros que discurre por una camino bien asfaltado libre de vehículos a motor. Podemos empezar dejando nuestros vehículos en la parte de atrás del cementerio de Villardeciervos (zona del punto limpio) o empezar desde la playa de los molinos de Villardeciervos (por detrás del chiringuito). Desde este camino y siempre en silencio podremos oír la berrea a ambos lados del camino.

2. Carretera que une Cional con Boya

 Podemos dejar nuestro vehículo aparcado en la entrada de cualquiera de los caminos que a un lado u otro encontramos por esta carretera que une las localidades de Cional y Boya. No debemos parar en la carretera ni permanecer quietos ya que transitan otros vehículos y evitar accidentes, es por esto que repetimos e insistimos en dejar o parar en alguna de las entradas a caminos y no adentrarnos demasiado en los mismos para evitar espantar a los animales o peligros con los cazadores.

Vista general de la Sierra de la Culebra, en Zamora.

3. Mirador de Peña Furada (Villardeciervos)

Llegaremos a este mirador andando 1km desde la Fuente de Valdesilvoso (fuente pegada a la carretera que une Villardeciervos con Boya), allí podremos dejar nuestros vehículos en una explanada habilitada a tal fin. Desde este mirador o roca tenemos unas buenas vistas de la Sierra de la Culebra.

4. Mirador de Guardalabá (Otero de Bodas – Ferreras de Arriba)

Viniendo por la carretera N-631 tendremos que coger un desvío a la carretera ZA-V-2637 dirección Ferreras de Arriba.

Aproximadamente a los 4 kilómetros y a nuestra derecha veremos una señal indicador (Mirador de Guardalabá), por aquí nos adentramos por un camino de tierra arreglado y con buen firme, terminado este primer tramo de camino giramos a la derecha y a unos 200m dejaremos el coche en un aparcamiento señalizado, luego ya es llegar andando hasta el punto de observación.

Accede aquí a un vídeo sobre Villardeciervos y la Sierra de la Culebra.

Para más información accede aquí

viajarymuchomas.com