El Día Mundial de los Humedales se celebra hoy, 2 de febrero. El objetivo de esta iniciativa es visibilizar y crear conciencia acerca del valor de los humedales para la humanidad y el planeta. Con este fin, cada año se selecciona un lema que ayuda a centrar la atención en alguno de sus valores y funciones esenciales. Y el lema escogido para el Día Mundial de los Humedales 2021 es: “Los humedales y el agua”, con el propósito de llamar la atención sobre la necesidad de hacer un uso sostenible del agua como factor clave para la conservación de los humedales, destacando la contribución de estos ecosistemas a la cantidad y calidad del agua dulce en nuestro planeta.

Los humedales son vitales para la vida. Se trata de uno de los entornos más productivos del mundo, alojan una importantísima diversidad biológica, y proporcionan el agua y los recursos de los que dependen innumerables especies de plantas y animales para sobrevivir y prosperar, además de ayudarnos a prevenir y adaptarnos al evidente cambio climático, informa la Junta de Castilla y León.

Nuevo instrumento financiero europeo para la conservación y restauración de humedales

En el marco de los fondos europeos de nueva generación (nuevo instrumento financiero Next Generation EU) se prevé una inversión de 1.167 millones de euros para la conservación de los ecosistemas mediante restauraciones ecológicas, de los que 740,5 millones de euros serán destinados a las comunidades autónomas, con un criterio de reparto basado en la superficie forestal y la superficie de espacios naturales protegidos y Red Natura 2000.

En este reparto territorial, Castilla y León es la comunidad autónoma más beneficiada, recibiendo 128 millones de euros (el 17,3 %). Dentro de las actuaciones planteadas en este nuevo programa europeo por parte de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, la recuperación de humedales desecados y la conservación y mejora de humedales de importancia internacional para las aves acuáticas (RAMSAR), así como de las turberas de alta montaña, son un elemento clave en las propuestas de restauración de ecosistemas.

En el año 2020 se censaron un total de 353 humedales, contabilizándose más de 50.000 aves acuáticas que inviernan, pertenecientes a más de 53 especies. Por último, en 2020 también se ha realizado un censo de las distintas especies de garzas presentes en la comunidad, habiéndose contabilizado más de 650 parejas de garza real, 70 de garza imperial, 5 de garceta común, 120 de garcilla bueyera y 100 de martinete, no localizándose durante este año ninguna pareja de especies mucho más escasas, pero que nidifican puntualmente en Castilla y León, como el avetoro, la espátula o la garcilla cangrejera.

Aves en las Lagunas de Villafáfila, Zamora. Fotografía: Ical.

50 años de la Convención RAMSAR

Los sitios Ramsar se designan porque cumplen con los criterios para ser considerados como Humedales de Importancia Internacional. El primer criterio se refiere a los sitios que contienen tipos de humedales representativos, raros o únicos, y los otros abarcan los sitios de importancia internacional para la conservación de la diversidad biológica. Estos criterios hacen énfasis en la importancia que la Convención concede al mantenimiento de la biodiversidad. Hay más de 2.400 sitios Ramsar en el mundo que abarcan más de 2,5 millones de kilómetros cuadrados en 171 países. En España la Convención entró en vigor el 4 de septiembre de 1982 y actualmente 75 sitios han sido designados como Humedales de Importancia Internacional, con una superficie de 304.541 hectáreas.

En Castilla y León están catalogadas un total de 297 zonas húmedas, incluidas en el Catálogo de Zonas Húmedas de Interés Especial, aprobado en 1994, ampliado en 2001 y que se prevé actualizar durante este año, otorgando a estos humedales un reconocimiento y régimen de protección que permita su conservación y uso racional. Dos de ellos, la laguna de la Nava, en la provincia de Palencia y las Lagunas de Villafáfila, en la provincia de Zamora, están incluidos en la Lista Ramsar.

Fotografía principal: Laguna de Sotillos Bajeros, en la provincia de Segovia (Fotografía: Ical).

viajarymuchomas.com