Canal de Castilla, un atractivo turístico de primer orden

Los dos, de carácter temático, circularán una vez cada mes entre Madrid y Valladolid, un sábado y un domingo, respectivamente


Renfe y la Diputación de Valladolid han renovado los acuerdos que rigen los trenes del Vino y del Canal de Castilla, que a lo largo del año circularán entre Madrid y la Estación Campo Grande. Estos dos productos turísticos llevan aparejadas propuestas relacionadas con la cultura, la gastronomía y el enoturismo de Valladolid y su provincia. El director del área de negocio de Cercanías y Otros Servicios Públicos de Renfe, José Ignacio Rodríguez, y la presidenta de Sodeva, Inmaculada Toledano, han firmado en el marco de la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebra en Ifema, la prórroga de estos acuerdos de colaboración entre ambas organizaciones, con una vigencia que se extenderá a lo largo de 2022.

Momento de la firma del acuerdo entre la Diputación de Valladolid y Renfe.

En primer lugar, la propuesta enoturística que aúna los viajes en tren con las visitas a las bodegas de las distintas denominaciones de origen vallisoletanas volverá a circular un sábado al mes a partir del 5 de febrero. El Tren del Vino propone un viaje en tren Avant de Madrid a Valladolid, que se complementa con una excursión por una ruta, cuyo hilo conductor será la visita a una de las denominaciones de origen de la provincia: Cigales, Ribera del Duero, Rueda y Toro.

Las rutas enoturísticas suman cada vez más adeptos y potencial
Viñedo en Ribera de Duero

La iniciativa surgió en 2018 como consecuencia de las negociaciones entre Renfe y la Diputación para promover el turismo en la provincia. Se materializó posteriormente en un acuerdo de colaboración por el que se ofrece un billete combinado que incluye el viaje de ida y vuelta en trenes Avant, los traslados en autobús desde la estación de Valladolid hasta la bodega elegida, cata, comida y visita complementaria a los atractivos turísticos de la zona según el programa.
El 5 de febrero, el Tren del Vino realizará su primera salida
para llevar a los viajeros a recorrer la Ruta del Vino de Toro. A partir de esta salida, los primeros sábados de cada mes los viajeros de este particular tren contarán con una programación diseñada para hacer una inmersión por las comarcas vitivinícolas más acreditadas de la provincia. La salida que cerrará la temporada, prevista para el sábado 3 de diciembre, se dedicará a visitar las bodegas más acreditadas de la denominación de origen Cigales.

Tren del Canal de Castilla

Por su parte, el 26 de junio se pondrá en marcha, por cuarto año consecutivo, el Tren del Canal de Castilla, un viaje combinado que engloba además del tren Avant entre Madrid y Valladolid, de apenas una hora de duración, una ruta en barco por el Canal de Castilla, una obra de ingeniería única, construida en el siglo XVIII, que transcurre a lo largo de 200 kilómetros con decenas de exclusas y que, a día de hoy, es el único canal navegable en España.
La propuesta se completa con visitas guiadas, comidas en los restaurantes de la zona y recorridos singulares por Medina de Rioseco, castillos como el de Montealegre, Fuensaldaña o Tiedra, o monasterios como el de Santa María de Matallana.
El Tren del Canal de Castilla sale un domingo al mes e inicia su programación el 26 de junio. El cierre de la temporada se producirá el primer domingo de diciembre, día 4, fecha prevista para la última de las salidas programadas para esta nueva edición.

viajarymuchomas.com