El tren Connecting Europe Express arranca este 2 de septiembre en Lisboa

Esta iniciativa de la Comisión Europea, en el año del Ferrocarril, pretende reivindicar la importancia de este modo de transporte en el medio rural

Hará parada en más de 40 ciudades hasta llegar a París el 7 de octubre


El tren ‘Connecting Europe Express’ hará parada el próximo viernes, a las 12 horas, en la estación de Medina del Campo, dentro de su recorrido de 20.000 kilómetros por toda Europa que le lleva al menos a un centenar de destinos para reivindicar la importan de este modo de transporte en el medio rural. Se trata de una iniciativa de la Comisión Europea que empieza mañana y finaliza el 7 de octubre, en el marco del Año Europeo del Ferrocarril. En España circulará el día 3 de septiembre, realizando paradas en la Villa de las Ferias, Villalba y la estación Madrid Principe–Pío.
El acto de bienvenida está organizado por el centro de información Europe Direct Castilla y León Rural, dependiente de la Federación para la Promoción Rural Integral de la Comunidad (PRINCAL), el Ayuntamiento de Medina del Campo y la Plataforma Ciudadana del Corredor Atlántico en Medina. Asistirán según los organizadores, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea; el subdelegado del Gobierno, Emilio Álvarez; el alcalde de Medina del Campo, Guzmán Gómez; el responsable del Centro Europe Direct Castilla y León Rural, Víctor Jolín; y el representante de la Plataforma Ciudadana del Corredor Atlántico en Medina del Campo, Alfredo Losada.
A su llegada a Medina del Campo se unirá al acto el director responsable de Inversiones, Transporte y Sostenibilidad de la Dirección General de Transportes de la Comisión Europea, Herald Rujters, y el coordinador europeo del Corredor Atlántico, Carlo Secchi. El objetivo de este viaje es poner este medio de transporte en el centro de atención para “fomentar su uso tanto por parte de personas como de mercancías y contribuir al objetivo del Pacto Verde de la UE de alcanzar la neutralidad climática en 2050”.
El Parlamento Europeo aprobó el 15 de diciembre una propuesta de la Comisión para que el 2021 sea el Año Europeo del Ferrocarril y promueva un medio de transporte verde y seguro. La decisión, adoptada por el Consejo el 16 de diciembre, tiene que ver con los esfuerzos de la UE para promover formas de transporte sostenibles y alcanzar la neutralidad climática para 2050 a través del Pacto Verde Europeo. Diferentes actividades organizadas por la UE promoverán el uso del tren entre los ciudadanos y las empresas.
Transporte ecológico y seguro
El transporte representa el 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, el ferrocarril es responsable de tan solo el 0,4% de las mismas en la Unión Europea. Al estar en gran medida electrificado, se trata del único medio de transporte que ha reducido considerablemente sus emisiones desde 1990, lo que justifica su papel fundamental en el turismo sostenible, según un comunicado del Centro Europe Direct Castilla y León Rural. Con unas cifras muy bajas de accidentes, es el medio de transporte por tierra más seguro: entre 2011 y 2015 solo 0,1 muertes por mil millones de pasajeros por cada kilómetros son causadas por accidentes ferroviarios, frente a 0,23 por accidentes de autobús, 2,7 por accidentes de tráfico y 38 por motocicletas (2011-2015), recoge Ical.
Las redes ferroviarias conectan las áreas remotas y rurales y aseguran la cohesión interna y transfronteriza de las regiones europeas. Aun así, solo el 7% de los pasajeros y el 11% de las mercancías viajan por ferrocarril. Las infraestructuras y modelos de negocio obsoletos, así como los altos costes de mantenimiento son algunos de los obstáculos que hay que superar para construir un espacio ferroviario europeo unificado. El 75% de las mercancías movidas por tierra se transportan por carretera.

Una ruta con parada en más de 40 ciudades

La ruta del tren que comenzará su viaje el 2 de septiembre en Lisboa y con paradas en más de 40 ciudades unirá las presidencias portuguesa, eslovena y francesa del Consejo de la Unión Europea, llegando a París el 7 de octubre. El proyecto es un esfuerzo único, que involucra a CER, operadores, administradores de infraestructura y muchos otros socios a nivel local nacional y europeo.

El «Connecting Europe Express» quiere ser símbolo de conectividad, cruzando el continente, de Lisboa a Bucarest y de Berlín a París y recordar que todavía queda un largo camino por recorrer y mucho trabajo por hacer antes de que el ferrocarril se convierta en la opción de transporte preferida por los europeos. En cada una de las paradas se celebrarán actividades, adaptadas a las medidas locales del Covid-19, que resaltarán el papel clave del ferrocarril y los desafíos que aún debe superar para atraer más pasajeros y mercancías. 

El tren será en realidad tres composiciones de los diferentes anchos utilizados en Europa, una de ancho ibérico circulará en Portugal y España, otra en ancho báltico en Estonia, Letonia y Lituania, otra de ancho esta´ndar en el resto del viaje. El tren de ancho estándar constará de seis coches de los que dos, albergarán exposiciones sobre las tecnologías e innovaciones ferroviarias y sobre los proyectos de infraestructuras de la Unión Europea.

Ya se han confirmado cinco conferencias, en Lisboa, Bucarest, Brno, Berlín y Bettemburgo, sobre los objetivos y planes de acción para el ferrocarril descritos en la Estrategia de Movilidad Sostenible e Inteligente de la Unión. Las conferencias se centrarán en la política de infraestructuras y destacarán el papel de la RTE-T.

viajarymuchomas.com