Los consejeros de Turespaña en los cuatro mercados principales (Reino Unido, Alemania, Francia e Italia) confían en que el verano “no será peor que el de 2020”, porque en esos cuatro países la imagen de España sigue siendo positiva y, aunque limitada por las restricciones, la demanda está. Sin embargo, todos coinciden –incluso los consejeros de mercados con menor peso específico- en que el ritmo de vacunación jugará un rol determinante de cara a la temporada alta 2021. Mayo será un mes bisagra para analizar el comportamiento de las reservas.

Las primeras mesas de debate de las jornadas de Tourespaña, que se celebran del 27 al 29 de enero, de manera telemática, con asistencia de más de mil personas, dibuja un escenario de esperanza, aunque siempre atado a la evolución del ritmo de vacunación contra el virus que atenaza a todo el planeta desde hace casi un año. Lo más sustancial de esas perspectivas las recoge Hosteltur en una detallada información.

Una encuesta de TripAdvisor muestra que a nivel mundial, el 77% de los viajeros dice que “será más probable que viajen internacionalmente si reciben la vacuna” y la cifra aumenta al 86% para viajes nacionales. Actualmente, los destinos rivales de España avanzan y los turoperadores observan, porque tener o no un grado elevado de inmunidad puede decantar la balanza a favor de algunos países o regiones en lugar de otros el próximo verano.

Reino Unido

En Reino Unido, principal mercado para España, ya hay casi 6 millones de personas vacunadas contra la Covid-19 y se espera que en abril el 40% de la población esté vacunada, lo cual “es una noticia muy importante y a tener en cuenta”, dice el consejero de Turespaña en Londres, Javier Piñares. “El movimiento, por lo que dicen los turoperadores van a empezar en abril y mayo, con reservas para el verano”, ha comentado Piñanes en las jornadas profesionales de Turespaña que se celebran desde ayer, miércoles, hasta mañana, viernes, 29 de enero.

«Si España y sus destinos no están en una situación evolucionada positivamente, en lo que es control de la pandemia, y se nos considera un país de alto riesgo, va a ser muy difícil que el movimiento se produzca».

LONDRES APUNTA A 2022 PARA COMENZAR UN MOVIMIENTO TURÍSTICO EN CONDICIONES.

Sin embargo, aclara que “por muchos indicios positivos, si España y sus destinos no están en una situación evolucionada positivamente en lo que es control de la pandemia, y se nos considera un país de alto riesgo, va a ser muy difícil que el movimiento se produzca. Esto es el resultado de las dos partes: de lo que vaya funcionando bien en el mercado emisor, pero también que en España tengamos una situación buena para esas fechas”.

Tras remarcar que es difícil hacer pronósticos en este contexto, dijo que “esperamos que a partir del 2022 se pueda iniciar un movimiento turístico en condiciones”, aunque descarta que se igualen las cifras del 2019. Esa recuperación “hay quien la deja para el 2023 o 2024”, ya que “hay ánimo de viajar a España, la gente saldría en tromba en cuanto haya la más mínima posibilidad”.

Alemania

Desde la oficina de Turespaña en Berlín son optimistas y su consejero. El consejero de Turespaña en la capital alemana, Arturo Ortiz, pronostica que “este verano va a ser, como mínimo, no peor que el de 2020”, ya que también hay demanda contenida. “Hay gente que tiene menos tiempo y dinero, pero no significativamente” y además “España tiene una cuota de mercado del 12º 13% del mercado emisor alemán e incluso es el primer destino si excluimos los transfronterizos, para este año”.

LOS ALEMANES MUESTRAN PREFERENCIA POR ESPAÑA EN SUS SALIDAS INTERNACIONALES.

“Cuando se reabrió el mercado la recuperación no fue tan mala, visto donde estábamos: más de un 25% de alemanes volvieron a pasar el verano en España. Comparado con esto, asumimos que este verano podríamos estar pensando en cifras un 35%, un 40% e incluso, en función de los flujos de vacunación de los dos países, se podría llegar al 50%”, puesto que la pandemia no ha hecho perder el interés del alemán por viajar a España.

Francia

Antes de la pandemia, Francia era el tercer mercado emisor, con 11 millones de turistas en 2019, y si bien el año pasado cayó a 3 millones, se posicionó mejor que Reino Unido y Alemania, por la proximidad y la posibilidad de viajar en vehículo particular.

Tatiana Martínez Ramos, consejera en París, explica que este mercado también tendrá sus decisiones atadas a la evolución sanitaria. “Francia va camino a un posible tercer confinamiento, y el francés está muy pendiente de las noticias relativas a la seguridad sanitaria. Mientras evolucione la campaña de vacunación, y teniendo en cuenta el declive económico que sufre el país, de momento la mayoría se van a quedar en Francia porque es un perfil muy doméstico”, subraya.

Pese a eso, aclara que “a nivel internacional, siempre que la situación sanitaria vaya evolucionando, el turismo de proximidad será el que tome ventajas, por tanto consideramos que seguirá siendo un valor al alza durante el 2021. Y no consideramos que vaya a ser una situación peor al verano 2020”.

Italia

En cuanto a Italia, que en 2019 se situó como cuarto emisor, el año pasado tuvo una caída del 78% en las llegadas, en parte por las medidas implementadas por el gobierno italiano para que los turistas que queden en su país a través del famoso bono vacacional. Para el 2021 “los turoperadores ven un escenario inestable, pero confían en que la demanda se irá reactivando hacia la primavera y el verano, marcado por las condiciones sanitarias y el resultado de la vacunación porque es un país que está vacunando a buen ritmo”, explica Isabel Garaña, consejera de Turespaña en Milán.

DESDE ITALIA CONFÍAN EN UNA POSIBLE REACTIVACIÓN DEL MERCADO TURÍSTICO A PARTIR DEL VERANO.

A día de hoy, alrededor de 1,5 millones de italianos han sido vacunados “y el presidente del principal grupo italiano, Alpitur, ha apuntado que espera que de cara al verano pueda reactivarse la demanda, y también lo cree así la Federación italiana de agencias de viajes”, ha concluido.

Suiza

Horacio Díaz del Barco, consejero de Turismo en Zurich, comenta que “la evolución del mercado depende de la política que siga el Ministerio de Sanidad”, que es quien publica cuáles son los países en riesgo por su tasa de incidencia acumulada. En octubre España había salido de esa lista pero volverá a ser incluida el 1 de febrero. “Hay ganas de viajar después de un periodo tan largo de restricciones, pero la incertidumbre hace que no se materialicen las reservas. Las vacaciones de febrero y de Semana Santa están prácticamente perdidas, pero hay esperanza de que los planes de vacunación surtan efecto y el sector se reactive para el verano. A 24 de enero se había vacunado el 2,3% de la población y se espera que avance con rapidez”. «Hay esperanza de que los planes de vacunación surtan efecto y el sector se reactive para el verano», agrega.

Bélgica

En cuanto al mercado belga, la proyección es optimista para el verano porque, como advierte Rafael Chamorro, consejero de Turespaña en Bruselas, “el plan de vacunación es masivo y esperan que el 70% esté vacunado en junio” y España se mantiene como “un destino muy valorado”. 

Irlanda

En Irlanda, “todas las reservas apuntan a septiembre, para cuando estén todos vacunados”, señala el director de la Oficina Española de Turismo (OET) en Dublín, Rubén López-Pulido. Y en Polonia, “la seguridad sanitaria será el factor clave para tomar la decisión de viajar: tanto el desarrollo de la vacunación, como las condiciones de destino”, sostiene Claudio Andrade, consejero en Varsovia.

Finlandia

Por último, Salvador Robles, consejero de Turismo en Helsinki, advierte que “a medida que nos acerquemos al verano habrá que ver cómo desplegamos nuestro proceso de vacunación y cómo con eso conseguimos una imagen positiva y no negativa”.

viajarymuchomas.com