Mapa CyL-Portugal

Castilla y León y las regiones Norte y Centro de Portugal han editado un mapa que integra la red de espacios naturales de estas tres regiones, que cuentan con gran diversidad medioambiental y cuya declaración y nivel de protección se realiza bajo distintas figuras jurídicas. La edición corresponde a la Junta de Castilla y León, y cuenta con el apoyo de los fondos FEDER.

Castilla y León reconoce 44 espacios naturales protegidos que incluyen más de 725.000 hectáreas. La Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León se encarga de su promoción, mantenimiento y gestión integral, desde la alta montaña de los Picos de Europa, hasta los cañones fluviales del Duero en su paso por Los Arribes; desde los bosques atlánticos del norte de Burgos y Palencia, hasta uno de los conjuntos de simas más extensos del mundo en Ojo Guareña; desde los desfiladeros del río Lobos o del Ebro, hasta los sabinares de Calatañazor. Así se recoge en la web Espacio Fronteira.

Mirador de Picote, Arribes del Duero. Fotografía: Ical.

El Instituto da Conservação da Natureza e das Florestas (ICNF) realiza una labor de conservación, uso sostenible y reconocimiento público del patrimonio natural portugués. Portugal posee una gran riqueza natural que se manifiesta en sus parques y reservas naturales, una diversidad de fauna, flora y paisajes protegidos. Destaca el Parque Nacional de Peneda Gerês, en la región Norte, el único declarado parque nacional de Portugal. Fronterizos con Castilla y León, destacan el Parque Natural de Montesinho, que ocupa una extensión de 75.000 hectáreas entre Braganza y la frontera con España, y el Parque Natural do Douro Internacional. Este último, del lado español, se denomina Parque Natural Arribes del Duero. Las profundas incisiones de los ríos Duero y Águeda que sirven de frontera natural entre España y Portugal, dividen una zona de idénticas características entre ambos países. El Duero y sus afluentes son el elemento común y nexo de unión de todo un territorio que se extiende linealmente a lo largo de más de 120 kilómetros.El Duero es internacional desde la presa de Castro hasta Barca d’Alva.​  Los dos parques suman una superficie superior a 190.000 hectáreas, lo que convierte a esta zona en una de las áreas protegidas más grandes de Europa.

Reservas de la biosfera

El territorio que comparten las regiones de Castilla y León, Norte y Centro de Portugal cuenta con dos reservas transfronterizas de la biosfera reconocidas:Meseta Ibérica (Castilla y León-Norte de Portugal) y Gerês-Xurés (Norte de Portugal-Galicia)

Las reservas de la biosfera son territorios cuyo objetivo es armonizar la conservación de la diversidad biológica y cultural y el desarrollo económico y social a través de la relación de las personas con la naturaleza. Se establecen sobre zonas ecológicamente representativas o de valor único, en ambientes terrestres, costeros y marinos, en las cuales son esenciales la integración de la población humana y sus actividades con la conservación del medio.

Salto de Castro, en los Arribes del Duero en Zamora. Fotografía: Ical.

Las Reservas de la Biosfera se enmarcan en el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), iniciado en la década de 1970 por la UNESCO. Desde 2018, quienes visitan varios espacios naturales en el área de influencia de las regiones Norte y Centro de Portugal y Castilla y León, cuentan con un servicio gratuito de préstamo de bicicletas y coches eléctricos para hacer sus rutas. Se trata de Parque Natural Batuecas-Sierra de Francia, Parque Natural Arribes del Duero, Parque Natural Lago de Sanabria y Sierras Segundera y de Porto, Parque Natural de Montesinho, Parque Nacional de Peneda-Gerés, Reserva Natural Sierra de Malcata.

Es una iniciativa del proyecto MOVELETUR (Turismo sostenible y movilidad eléctrica en espacios naturales), un proyecto de la Junta de Castilla y León y el Instituto cofinanciado por el Programa Operativo INTERREG V-A España-Portugal (2014-2020). Información y reservas en la web de la Fundación Patrimonio Natural.

viajarymuchomas.com