Castilla y León pide incluir la enseñanza del español en la cadena de valor del turismo

Recuerda que experiencia lingüística y cultural está considerada como turismo idiomático

La petición pretende que las empresas de este sector puedan acceder a las ayudas nacionales y europeas

La consejera de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León, Ana Carlota Amigo, ha remitido sendas cartas a las ministras de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, respectivamente, en las que solicita que el sector de la enseñanza de español para extranjero (ELE) sea incluido en la cadena de valor del turismo. Esta petición pretende que las empresas de este sector, que se ha visto gravemente afectado por las restricciones de la pandemia, puedan tener acceso a las ayudas nacionales o europeas vigentes o que se establezcan en un futuro para los sectores de la cadena de valor del turismo.

La clasificación actual impide que el sector pueda acogerse a las compensaciones establecidas para aquellas actividades que están consideradas como parte de la cadena de valor del sector turístico. Sin embargo, tal y como señala la consejera en sus escritos, el sector ha estado prácticamente paralizado desde marzo del 2020, ya que a las restricciones impuestas para contener la pandemia, compartidas por el resto de los sectores económicos, se suma la imposibilidad real y psicológica de que los estudiantes extranjeros hayan viajado a España para acudir a estos centros de enseñanza.

Desde la Junta de Castilla y León se recuerda, además, que la enseñanza del español, como experiencia lingüística y cultural, está considerada como turismo idiomático. En este sentido, la Organización Mundial del Turismo define estas actividades como “las que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno natural por un periodo de tiempo consecutivo inferior a un año, con el fin de hacer una inmersión lingüística en un idioma distinto al de su entorno natural”.

Las cartas remitidas a las ministras del Gobierno de España ponen de manifiesto la difícil situación que atraviesa el sector como consecuencia de la pandemia y que podría derivar en el cierre de numerosas empresas, con la consiguiente destrucción de puestos de trabajo tanto directos como indirectos. De ahí, la necesidad de que pueda acceder a las mismas ayudas que el resto de la cadena de valor del turismo tanto nacionales como internacionales, así como de los beneficios contemplados a efectos laborales.

Por último, se incide en la importancia económica y cultural que la enseñanza de español para extranjero tiene en Castilla y León, con un importante impacto en el desarrollo económico, el sistema tributario y la creación de empleo tanto de forma directa como indirecta ya que su actividad impacta en otros sectores como la hostelería, la cultura o el ocio.

viajarymuchomas.com